Despliega el menú
Aragón

La oposición critica los problemas por los traslados y Celaya replica que los hospitales están "mejor"

Todavía faltan por cubrir 32 plazas de especialistas ofertadas y el consejero reconoce las afecciones en Teruel.

Sebastián Celaya.
Celaya intervino en el pleno de las Cortes para hablar sobre las Urgencias hospitalarias.
José Miguel Marco

Pese al aluvión de críticas y problemas, el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, defendió ayer en el pleno de las Cortes que la situación actual de los hospitales aragoneses es "mejor" que antes de comenzar el traslado de médicos especialistas que en las últimas semanas ha dejado en cuadro algunos servicios de los centros de las provincias de Huesca y Teruel. Más de 250 profesionales han rechazado un puesto allí. Hasta ayer, se habían cubierto 330 de las 362 vacantes ofertadas, si bien estos movimientos han podido provocar que algunos de los facultativos que las han ocupado hayan dejado a su vez libres sus anteriores plazas. Sanidad no concretó cuántas han quedado en esta situación.

Celaya resaltó además que, pese a la "urgencia" con la que se ha realizado el proceso y a los cuestionados criterios de baremación, "la mayoría de los profesionales están contentos". Pero la oposición no hizo un balance tan positivo y le reprochó que no adopte medidas para garantizar la equidad en la atención y los derechos de los ciudadanos que residen fuera de Zaragoza.

Celaya compareció a petición de la diputada del PP Carmen Susín y admitió que el principal problema está en el Obispo Polanco de Teruel por la marcha de un 25% de los anestesistas, ante lo cual la DGA busca soluciones Ayer mismo se celebró una reunión para abordar este asunto, señaló el consejero. El resto de centros periféricos "están mejor" o no han sufrido apenas variaciones tras materializarse los cambios de destino derivados del concurso de traslados, sostuvo.

El consejero detalló que en estos momentos se está haciendo una segunda ronda telefónica tras el primer llamamiento y así se han logrado cubrir 10 plazas (inicialmente fueron 320). Si siguen quedando vacantes, recurrirán a la contratación de extracomunitarios como eventuales y también bajaran que médicos de los hospitales zaragozanos se desplacen a otros. Además se estudian incentivos, que no pueden ser económicos, e invitó a los grupos a hacer propuestas.

Pero Carmen Susín (PP) le recriminó que viva "en los mundos de Yupi". Le recordó que se han suspendido operaciones y se han retrasado consultas y aludió también a los "numerosos recursos y quejas" que ha generado la creación de una bolsa única.

Se preguntó si "la dignidad pasará por el desplazamiento de los pacientes a la capital o por un aumento de las listas del espera" y aseguró que hay equipos directivos que están "al borde de la dimisión". Por ello, llegó a cuestionar al consejero sobre "si tiene fuerzas para seguir" teniendo en cuenta que, a juicio de la popular, "le queda poca credibilidad".

Marta Prades (Podemos) y Susana Gaspar (Ciudadanos) coincidieron en censurar a Sebastián Celaya por considerar que defiende "la visión de Aragón como Zaragón". Prades le acusó de "inactividad" desde que comenzó la legislatura y de poner "parches" a los problemas. Para resolverlos, apostó por hacer contratos de calidad y de larga duración, dotar a los profesionales de infraestructuras y medios materiales y garantizar la asistencia en toda la Comunidad.

Gaspar, por su parte, le reclamó que busque soluciones "que no pasen por que todos los ciudadanos vengan al Servet o al Clínico con independencia de dónde vivan". "Parece que ha bajado los brazos", le reprochó tras señalar que la atención sanitaria es "fundamental para luchar contra la despoblación".

Por el PAR, Berta Zapater le animó a ser "valiente y ambicioso" porque con el concurso de traslados "el medio rural ha perdido servicios y derechos".

Etiquetas
Comentarios