Despliega el menú
Aragón

La Guardia Civil detiene a un matrimonio por sustracción y venta de cable de cobre

El valor del material y de los daños ocasionados en las subestaciones asciende a más de 13.000.

La Guardia Civil ha detenido a un hombre, de 34 años, vecino del barrio rural de Montañana por la presunta sustracción de cable de cobre en tres subestaciones eléctricas de Zaragoza.

Se le han imputado tres delitos de robo con fuerza en las cosas y un delito de estragos, debido al riesgo que supuso la sustracción de este material.

El material era vendido posteriormente a nombre de su esposa, que también ha sido detenida como colaboradora necesaria en la comisión de esos delitos.

Según han informado fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza, el valor del material sustraído y de los daños ocasionados en las subestaciones de la línea convencional de Fabara, Plasencia de Jalón y Miraflores, ascienden a más de 13.000 euros.

Las pesquisas se iniciaron el pasado día 13 de noviembre, durante una inspección realizada por agentes de la Benemérita en una empresa de reciclaje de metales, situada en el Polígono Cogullada de Zaragoza. Allí identificaron un vehículo, cuyo ocupante iba a proceder a la venta de cableado de cobre.

Tras registrar el turismo, la Guardia Civil localizó 50 kilos de cable de cobre de 95 milímetros cuadrados, totalmente desnudo, que según manifestó el conductor, había adquirido en unas naves de Valencia, sin aportar ningún documento que lo acreditase.

La Benémerita procedió entonces a incautar el material e iniciar una investigación y ha seguido la pista de tres denuncias por sustracción de cable de cobre, con idénticas características, en tres subestaciones eléctricas zaragozanas. En todas ellas, se robó el cableado de la línea convencional de vía férrea.

Estas denuncias fueron interpuestas entre el 11 al 27 de octubre por un representante de ADIF, quien ha reconocido el cable intervenido, asociándolo directamente con el que había sido sustraído en las instalaciones mencionadas, según ha informado la Guardia Civil.

El presunto autor del delito vendió cable de cobre de esas características en establecimientos de reciclaje de metales entre los días 29 de octubre y 11 de noviembre. Por tales hechos, el pasado 24 de noviembre fueron detenidos J.D.D. y su esposa.

Etiquetas