Despliega el menú
Aragón

La donación de sangre vuelve a fluir con la recuperación de los voluntarios perdidos

La Hermandad ha conseguido hasta agosto cerca de 340 donantes más que en 2015.

Un donante de sangre descansa en la camilla de la unidad móvil durante el proceso de extracción.
Un donante de sangre descansa en la camilla de la unidad móvil durante el proceso de extracción.
Luis Ángel Tejedor

La Hermandad de Donantes de Sangre de Soria ha calado profundamente con su mensaje de altruismo y este año pronostica cerrarlo "superando en donantes los dos anteriores", tal y como indicó a este periódico su presidente, José Luis Molina. "La ciudadanía está respondiendo y esto es posible gracias a quienes ponen el brazo", enfatizó para justificar este repunte también "en que hemos hecho más colectas y hemos estado ‘machacando’ bastante". Porque no se consigue nada si previamente no se trabaja intensamente.

Buena cuenta de la situación la dan las cifras conseguidas hasta agosto de este año, que descubren 338 donantes más (en porcentaje un 15,7%) que en los ocho primeros meses del pasado ejercicio. De esta forma, la Hermandad tiene ahora en su haber 2.487 personas que han donado de forma activa en estos primeros meses del año. La cifra hasta agosto supone el 76% de los donantes conseguidos el pasado ejercicio, 3.273, de acuerdo a la memoria anual de la organización, que se desgranará este sábado durante su asamblea anual a partir de las 19.00 horas en el Aula Magna Tirso de Molina.

"Este año subimos seguro", indicó Molina dada la buena trayectoria acumulada hasta agosto. De hecho, ese mes se ha convertido en un tiempo extraordinario para la Hermandad, pues hubo 390 personas que donaron, cuando lo habitual es rondar las 275, según su presidente. Y en septiembre la tendencia continúa, pues "se está respondiendo".Actividad fluctuante

Lo cierto es que la actividad en la provincia fluctúa y la pérdida o ganancia de personas dispuestas a realizar este gesto voluntario está a la orden del día. Sin ir más lejos, a lo largo del año pasado se perdieron 168 donantes, casi un 6,5% con respecto a 2014, lo que hizo situarse a niveles de 2011. Eso, según los datos de los informes anuales que sobre actividad de hemoterapia y hemodonación realiza la Consejería de Sanidad, que difieren de los de la Hermandad de Donantes de Soria; el último documento lo ha hecho público hace apenas unos días.

De ese estudio se desprende que, principalmente, esos casi 170 donantes menos en 2015 se contabilizaron entre la franja de edad de los 46 a los 65 años (el 83,3%), contrariamente a lo que había sucedido en anteriores anualidades, cuando entre 2012 y 2014 había perdido al 27,5% de sus donantes más jóvenes (entre los 18 y los 25 años). Curiosamente, la Hermandad de Donantes de Sangre de Soria consiguió incrementar los voluntarios en esa horquilla de edad, aunque solamente fueran media docena más (hasta los 320). Porque en el resto de edades solamente se registraron pérdidas a lo largo del año pasado, de acuerdo a la memoria de la Administración.No se fabrica

La importancia de donar sangre radica en que es una necesidad social. No se puede fabricar, pero es imprescindible para operaciones y urgencias. Así, para una intervención de corazón se necesitan 20 donaciones (o bolsas de sangre ), para un trasplante de hígado, entre 30 y 50, mientras que para un accidente de tráfico, de 10 a 15 donaciones. Además, cabe recordar que caduca y no se puede almacenar por un tiempo indefinido; por eso es importante continuar con la actividad de donación.

El presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Soria aludió a la existencia de otros métodos de donación que en la provincia son "menos frecuentes", aunque también se hagan, como el de aféresis. Se trata de una modalidad de donación de sangre en la que se separan desde un principio los diferentes componentes de la sangre.

De acuerdo al informe anual de la Consejería de Sanidad sobre actividad de hemoterapia y hemodonación, la evolución del número total de aféresis en los últimos cuatro años ha sido creciente en el conjunto de la Comunidad. En el último ejercicio ha aumentado un 16,6%, hasta los 4.016 procesos de aféresis, y desde 2008 el incremento casi se ha multiplicado por cinco.

Por el método tradicional puede donar cualquier persona sana con una edad comprendida entre los 18 y 65 años, con un peso igual o superior a 50 kilos y que no padezca ni haya padecido anteriormente enfermedades transmisibles por la sangre. Si se anima, puede hacerlo cada lunes en el centro de salud Soria Norte (El Espolón) de la capital entre las 15.00 y las 20.30 horas. Mientras, los martes y miércoles puede acudir al centro de donación del Hospital Santa Bárbara entre las 9.00 y las 15.00 horas.

Etiquetas
Comentarios