Aragón
Suscríbete por 1€

La contención del gasto marca una vuelta al cole que costará una media de 400 € por niño

Las familias intentan aprovechar al máximo libros y materiales para no hipotecarse tras las vacaciones. Librerías y grandes superficies preparan ya los lotes y prevén largas filas a partir de pasado mañana.

Una familia compra material escolar en la Librería General de Zaragoza.
La contención del gasto marca una vuelta al cole que costará una media de 400 € por niño
Aránzazu Navarro

Las familias aragonesas volverán a contener el gasto este inicio de curso para no hipotecarse con la vuelta al cole. Pese a los brotes verdes, la tendencia será reutilizar materiales de otros años y reaprovechar libros de amigos y conocidos, ejemplos de la economía ‘low cost’ que parece haberse impuesto con la crisis. En todo caso, aquellas con niños con niños de entre 6 y 16 años, los correspondientes a la enseñanza obligatoria, gastarán alrededor de 400 euros de media en libros de texto y material escolar.

Colectivos como la Unión de Consumidores de Aragón (UCA) estiman que la horquilla estará entre los 250 y los 500 euros. Son cuantías similares a las de otros años que corresponden a los gastos básicos, ya que quienes además tengan que pagar uniforme, transporte o comedor podrían irse por encima de los mil euros.

José Ángel Oliván, secretario general de la UCA, admite que existe una enorme diferencia en función de la titularidad del centro y de la etapa escolar que se estudie, ya que, por ejemplo, los libros llegan a costar hasta 350 euros en bachillerato. "También ha de tenerse en cuenta si se paga matrícula o no", explicó ayer.

Comprar productos de marca puede "duplicar o triplicar" la factura, de ahí que se insista en la necesidad de hacer un esfuerzo y explicar a los niños que no siempre pueden llevar mochilas o estuches de último modelo.

Que la contención del gasto se mantenga se debe, en su opinión, a que los salarios no han subido y a que, por tanto, muchas familias siguen viviendo una situación complicada. No en vano, colectivos como la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fapar) sostienen que este es "uno de los momentos más críticos del año".

Tanto la UCA como Fapar instan a alargar la vida útil de estos y otros materiales. En cuanto a los manuales, abogan por "retomar la gratuidad" o crear bancos de libros como alternativa. "Quienes opten por comprarlos en páginas de segunda mano han de tener cuidado y comprobar que corresponden exactamente a la misma edición", dijo Oliván.

Comercios y librerías esperan las ya tradicionales filas de septiembre "a partir del viernes". "El verano ha sido tranquilo, pero ahora se juntan la vuelta de vacaciones, los niños que han aprobado en septiembre y aquellos padres que han preferido esperar", indicó Eli Navarro, dependienta de la Librería General.

Hasta ahora se han vendido, sobre todo, mochilas y estuches. "Este año se llevan los estampados. Los personajes parecen haber quedado en un segundo plano", aseveró. En papelería, otra de las partidas más gravosas, hay lotes de 90 euros, aunque, de acuerdo con Navarro, hay quien estos días llega a gastar hasta 150.

En muchos casos, las familias acuden a los establecimientos con unas listas de material "prácticamente tan largas como las de los libros". "Hay colegios que incluso indican el número de lapiceros o gomas de borrar y las marcas que deben comprar", añadió. Aunque aquí "se tiende a estrenar todo de un año para otro", aquellos elementos que no se estropean, como las reglas o los compases, sí suelen reaprovecharse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión