Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La aparición de la avispa asiática en Burgos enciende la alerta en Soria

La Junta confirma que en Soria no se ha detectado ningún nido de este insecto y que los agentes ambientales han atendido varias alertas pero por el avispón europeo.

Un ejemplar de Vespa Velutina Nigrithorax o avispa asiática.
Un ejemplar de Vespa Velutina Nigrithorax o avispa asiática
Heraldo

La avispa asiática (‘Vespa Velutina Nigrithorax’), más conocida como ‘la devoradora de abejas’, que ya ha puesto en situación de riesgo a varios productores de miel en el País Vasco y está llamando a la alerta en las comunidades próximas, vuelve a extender el temor entre los apicultores sorianos tras ser vista recientemente en la localidad de Bureba, en Burgos, donde ya se han capturado varios ejemplares y están en busca del nido.

Con esta alerta se vuelve a extender la amenaza entre los productores de miel de la provincia por la cercanía de los avistamientos y el temor de que los destrozos que pueda producir esta peligrosa especie se sumen a la mala campaña de este año. Hasta el momento, según los bomberos de la provincia y la Junta de Castilla y León, no la han visto ni conocen de algún caso en Soria. No obstante los apicultores esperan que los agentesambientales estén alerta y puedan informarles de cualquier incidencia.

"En Soria no se ha detectado ningún nido de avispa asiática. Los agentes medio ambientales han realizado numerosas visitas de inspección ante los avisos que han hecho particulares, pero en ningún caso se trataba de esta especie, sino del avispón europeo", confirmaron fuentes de la Junta.

El insecto fue localizado el mes pasado en las inmediaciones del río Oca en Burgos hasta donde se cree que la especie pudo remontar de territorios próximos.

"Sabemos que son muy dañinas y que ya estén en Burgos nos hace temer que lleguen a Soria. Nosotros ya no tenemos una asociación que nos represente pero sé que en otras provincias, las asociaciones están actuando para cazarlas", enfatizó Julia Gómez Castro, gerente de Embutidos y Miel Gómez Zardoya, de Sotillo del Rincón, una de las apicultoras sorianas.

Por su parte, el objetivo de los agentes encargados de encontrar el nido en Burgos es acabar con la avispa asiática reina durante el período de incubación de las larvas y así ralentizar su expansión.

La especie anida habitualmente en puntos de cierta altura y para ello los bomberos burgaleses están utilizando una vara larga provista de un dispositivo mecánico que les permite pulverizar el insecticida a una altura como de más de cuatro metros.

Según explicaron, este sistema portátil es de gran ayuda cuando se trata de eliminar colonias de insectos en puntos de gran altura donde sin embargo no es posible usar la plataforma elevadora por las irregularidades del terreno y donde el uso de escaleras aumenta el riesgo de que los operarios sean atacados por los insectos.

Los bomberos voluntarios encargados de esta tarea en la provincia vecina destacaron, al igual que los agentes medio ambientales de Soria, la remarcada proliferación de avispas autóctonas. Ellos también han realizado más de una docena de intervenciones en las casas donde ya habían construidos sus nidos.

Les llama la atención que los insectos hayan modificado su comportamiento habitual al haberse instalado en cámaras de aislamiento dentro de las paredes por primera vez este año, tal y como actúan las abejas itinerantes y que hayan incrementado su presencia en la ciudad en los últimos meses. Al parecer, tal desplazamiento ha sido motivado por la presencia de la avispa asiática que ataca a las colmenas.

Por su parte, los bomberos de Soria confirman que también han atendido varias llamadas de vecinos por la presencia de avispas y de nidos de estos insectos en sus viviendas pero que han sido avispas autóctonas y en ningún caso asiática. "Con las que anidan en el campo no hay problema pero las llamadas han sido porque han localizado nidos dentro de sus casas", indicó uno de los agentes.

La llegada de la avispa asiática podría ser doblemente perjudicial en Soria ya que la producción de miel ha sido muy mala este año, en torno a un 70% o 75% menos en comparación con una campaña normal, destacaron los apicultores.

"Las colmenas han producido muchísimo menos, las plantas se han secado enseguida, las flores no han tenido néctar y la producción ha mermado mucho, tan solo hemos tenido un 30% o 25% de lo que habitualmente recogemos", afirmó Gómez.

Los apicultores achacan el descenso tan abrupto de la producción a las condiciones meteorológicas. "Este año ha sido muy malo con la sequía y el calor, pero de estos veranos tenemos cada cuatro años, con descensos en la producción considerables como el de ahora. Yo confío en que las situación revierta al año que viene y volvamos a las cifras habituales y seguro que así será", afirmó la apicultora.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión