Despliega el menú
Aragón

Kevin Rincón, en la élite

El joven de San Esteban de Gormaz logra un nuevo reconocimiento como estudiante de Ingeniería.

Kevin Rincón, tras recibir su diploma.
Kevin Rincón, en la élite
Cedida

El estudiante Kevin Rincón Crespo, de San Esteban de Gormaz, recogió este miércoles el premio de excelencia académica con el que la Fundación de Ingenieros de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) premia a los mejores expedientes de los alumnos del primer año de carrera de cualquiera de las ingenierías que se estudian en el campus.

Rincón Crespo, quien ya obtuvo el premio al mejor rendimiento escolar de la Junta de Castilla y León por sus estudios en la ESO en el IES La Rambla de la localidad ribereña, está estudiando en estos momentos el segundo curso de Ingeniería Civil y territorial (lo que antes se denominaba Ingeniería de Caminos en la UPM) y en primero obtuvo una nota media cercana al nueve.

Junto a él fueron este miércoles premiados en el Paraninfo universitario otros 18 estudiantes, seleccionados como mejores expedientes de las ingenierías madrileñas, en un acto emotivo en el que se impusieron medallas de reconocimiento y se nombraron los nuevos doctores de la Politécnica madrileña.

Rincón estuvo acompañado por sus padres, su familia y Jesús Alonso, como profesor representante del IES La Rambla de San Esteban donde cursó la ESO y Bachillerato (y donde obtuvo también matrícula de honor por Bachillerato), recogiendo así un diploma que acredita su reconocimiento y un premio económico de la Fundación.

El estudiante sanestebeño que acaba de finalizar la primera evaluación del segundo curso con buenas notas e inició ya este jueves la segunda evaluación reconoce que este galardón es "es un apoyo para seguir esforzándote" y explicó que la Escuela de Ingeniería exige mucho y tiene un alto nivel académico, algo comprensible porque "cuando salimos los trabajos exigen buena preparación", reconoció. A pesar de sus buenas notas, para él las asignaturas de física y matemáticas son las que suponen mayor exigencia, especialmente la primera que es "la más dura".

"El premio a la excelencia académica supone una gran satisfacción y es la recompensa por todo el trabajo y el esfuerzo y permite compensar todo el trabajo realizado", explicó el joven, quien se enfrenta a este Grado que supone cuatro años de estudio.

Junto a él estaban sus padres que según reconoció Rincón "se sienten súper orgullosos" y que le acompañaron en este momento. Orgullo muestran también desde el IES La Rambla de San Esteban de Gormaz, quienes conocieron la noticia por un mail dirigido a la dirección del centro anunciando que un antiguo alumno del mismo iba a ser premiado y que como parte de la formación del alumno quedaban invitados a acudir al acto de entrega. Entonces acordaron que un profesor del centro acompañara a su ex alumno porque "no debíamos faltar", reconoció Ana Romero, directora del IES, quien explicó que "era excelente intelectualmente" y recordó que fue una de las dos matrículas que se entregaron en Bachillerato en el centro.

El instituto sanestebeño recibirá también un diploma que recuerde el mérito de su ex alumno y que supondrá una novedad para el centro, por haber sido, además, invitados a la entrega del premio. "Es algo que te gusta, que se acuerde de que aquí algo hacemos", afirmó Romero quien reconoció que "la materia prima es fundamental", pero que agradeció que desde la Politécnica se hayan acordado del IES sanestebeño.

Etiquetas