Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Investigado un vecino de Soria por un supuesto delito de maltrato de animales domésticos

Mantenía a varios perros en pésimas condiciones higiénicas sanitarias y de extrema delgadez, sin apenas comida ni agua, en una perrera situada en el paraje Valdecureña.

El Seprona recibió un aviso de la Policía Local de Soria alertando del mal estado de los animales
El Seprona recibió un aviso de la Policía Local de Soria alertando del mal estado de los animales
Guardia Civil

El Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil investiga a un vecino de Soria de 27 años como autor de un supuesto delito de maltrato de animales domésticos tras tener a varios perros en extrema delgadez y entre gran cantidad de excrementos, sin agua, ni comida ni luz, junto a otros animales domésticos como cabras y gallinas.


El Seprona, tras recibir un aviso por medio de la Policía, según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno, inspeccionó el lugar denunciado donde encontró junto a cabras y gallinas a cinco perros adultos y dos cachorros que se hallaban entre gran cantidad de excrementos, no había agua ni comida y presentaban una extrema delgadez.


En las gestiones para la localización del propietario de los animales, el Seprona comprobó en la base de datos del Siacyl que le constaba otros trece perros más, los cuales según la manifestación del detenido, D.M.D, había tenido alojados en la citada perrera y que habían muerto "por causas desconocidas".


Los agentes del Seprona de Soria se trasladaron al lugar, el paraje conocido Valdecureña, de Soria capital, el pasado 5 de octubre, momento en el que iniciaron la investigación.


A la vista de los hechos, se han instruido las correspondientes diligencias judiciales, que han sido remitidas al Decanato del partido judicial de Soria y copia a la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Soria.



Por otra parte, se ha procedido también a denunciar a la persona investigada ante el Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, por varias infracciones a las normativas de Protección de Animales de Compañía y de Sanidad Animal.


Las personas que realicen este tipo de delitos, pueden enfrentarse a penas de tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.


Estas actuaciones se enmarcan dentro de la campaña #YoSiPuedoContarlo, presentada el pasado día 29 de julio por la Guardia Civil, con el fin de concienciar a los ciudadanos para que promuevan las medidas necesarias en la protección, ordenación y bienestar para los animales domésticos, así como a que denuncien aquellas conductas contrarias al bienestar animal de las que tengan conocimiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión