Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ALOJAMIENTO EN INTERNET

Wikileaks resurge en Suiza con el Partido Pirata

La polémica web, que destapó los cables de la embajada de EE. UU., ha vuelto a la red gracias a una dirección IP del Partido Pirata suizo.

Captura de la web suiza de Wikileaks.
Wikileaks resurge en suiza

La nueva IP suiza a la que Wikileaks ha recurrido tras su desalojo en Estados Unidos pertenece al Partido Pirata helvético, cuyo presidente, Daniel Simonet, anuncia en su blog su apoyo al fundador de esta organización, Julian Assange.

"Hemos decidido apoyar a Wikileaks y ofrecer ayuda a su fundador Julian Assange", anunció Simonet en su blog en una entrada fechada ayer, en la que revela que se tomó una pizza con Assange durante la visita que éste hizo a Suiza a principios de noviembre.

La prensa helvética germanófona recoge declaraciones de Simonet en las que señala que este encuentro con el fundador de Wikileaks duró dos horas y que se debió al interés de Assange por entrar en contacto con las autoridades suizas.

Assange acudió a Ginebra el pasado 4 de noviembre para dar una rueda de prensa en la que anunció su intención de destapar antes de fin de año nuevos documentos secretos que, dijo, "afectan no sólo a EEUU, sino a otros países" también, en alusión a los 250.000 cables diplomáticos de embajadas de Washington que acaban de trascender.

Un día después de esta rueda de prensa, el fundador de Wikileaks afirmó que estaba "considerando" solicitar asilo político a Suiza por la "larga tradición en defensa de los derechos humanos" de este país.

El portal Wikileaks ha comunicado, a través de su cuenta en Twitter, que ha alojado su espacio web con los documentos del Departamento de Estado de EEUU en una dirección IP de Suiza.

El dirigente del partido político suizo que ha cedido la IP a Wikileaks tiene 24 años y cuenta con estudios de Informática en la Universidad de Zúrich.

A los tribunales en Francia

El servidor que aloja a la web de Wikileaks en Francia, OVH, preguntará a la justicia si la página fundada por Julien Assange es ilegal, después de que el Ministerio de Economía Digital iniciara las gestiones para expulsar al sitio.

"Ante las últimas declaraciones políticas y las presiones que comienzan a notarse (...) hemos decidido pedir a un juez que se pronuncie sobre la legalidad de este sitio (WikiLeaks) en territorio francés", indicó OVH en un mensaje trasmitido por internet.

Precisó que "en un Estado de derecho", "no es el mundo político quien tiene que decidir el cierre de una web sino la justicia", al tiempo que expresó su deseo de que "el juez dé su decisión antes de esta noche o mañana".

"OVH aplicará la decisión inmediatamente", agregó el servidor para recalcar que no está "ni a favor ni en contra" de Wikileaks y que se limita a "garantizar una prestación técnica".

La empresa, basada en la localidad de Roubaix, al norte de Francia, señaló que supo que WikiLeaks estaba alojado en sus infraestructuras al leerlo en la prensa y que, jurídicamente, no es su servidor. "OVH es simplemente el proveedor técnico" del servicio pedido por el cliente que, según la empresa, pagó con tarjeta de crédito "al menos 150 euros".

El Gobierno pidió a través de su ministro de Economía Digital, Éric Besson, que se expulsara del servidor francés a Wikileaks, una web "calificada de criminal y rechazada en otros Estados a causa de los daños que causa a sus derechos fundamentales".

"Esta situación no es aceptable. Francia no puede alojar sitios de internet que violan el secreto de las relaciones diplomáticas y ponen en peligro a personas protegidas por el secreto diplomático", indicó Besson en una carta enviada a la entidad competente, el Consejo General de Industria, Energía y Tecnologías (CGIET)

WikiLeaks encontró refugio en el servidor galo OVH ayer después de que fuera expulsado por el estadounidense Amazon, según diversos medios, por las presiones de Washington. Al tiempo, la web fundada por Julien Assange, está alojada en Suecia por el servidor Bahnhof.

Etiquetas