Despliega el menú
Internacional

VIOLENCIA EN IRAQ

Varios ataques y atentados causan once muertos y más de 65 heridos en Iraq

El bloque político de Al Sadr informó que los enfrentamientos que se han librado en Ciudad Sadr desde marzo pasado han causado hasta ahora un total de 398 muertos y más de 1.331 heridos, además de 98 casas destruidas y decenas de tiendas comerciales y coches incendiados.

Al menos once personas murieron y otras 65 resultaron heridas en ataques y atentados perpetrados anoche en Bagdad y otras zonas de Iraq, informaron fuentes del ministerio iraquí de Interior. Según dichas fuentes, diez personas perdieron la vida y más de sesenta sufrieron heridas en enfrentamientos entre seguidores del clérigo radical chií, Muqtada al Sadr, y tropas iraquíes y estadounidenses en la barriada chií de Ciudad Sadr, en el este de Bagdad.

Los combates estallaron cuando las fuerzas mixtas entraron en algunos barrios de la zona para realizar redadas y detener a algunas personas buscadas por la Policía, indicaron. La operación de seguridad contó con el apoyo aéreo norteamericano, que bombardeó algunos lugares.

Por otra parte, el Bloque (político) de Sadr informó en un comunicado que los enfrentamientos que se han librado en Ciudad Sadr desde marzo pasado han causado hasta ahora un total de 398 muertos y más de 1.331 heridos, además de 98 casas destruidas y decenas de tiendas comerciales y coches incendiados.

Los combates en esa barriada chií estallaron en a fines de marzo pasado después de que el Gobierno iniciase una amplia campaña en Basora para restablecer el orden y la ley.

Por otra parte, el estallido de un artefacto al paso de una patrulla militar iraquí causó también la muerte de militar y otros cuatro heridos, en el barrio Al Yarmuk, en el oeste de la capital iraquí. Las fuentes señalaron, además, que un civil resultó herido en un ataque con morteros lanzado por desconocidos, en la avenida Al Nezal, en el centro de Bagdad.

Asimismo, cinco hombres sospechosos fueron arrestados por fuerzas de seguridad iraquíes y soldados estadounidenses en varias redadas llevadas a cabo en la ciudad de Hilla, a unos 100 kilómetros al sur de la capital iraquí.

También, en operaciones de seguridad llevadas a cabo en la localidad de Eskandariya, a unos 50 kilómetros al sur de Bagdad resultó detenido un clérigo chií identificado como el Jeque Saad Amer, responsable de la mezquita Osama Bin Zaid.

Etiquetas