Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

FILIPINAS

Una nueva semana de combates en Filipinas se salda con 48 muertos

Al menos 48 personas, entre civiles y soldados y decenas de rebeldes musulmanes han sido asesinados en el sur de Filipinas durante la última semana de luchas que podrían dilapidar el tratado de paz, informó el Gobierno.

El secretario de Defensa, Gilberto Teodoro dijo a los periodistas que alrededor de 200.000 personas han abandonado sus casas para escapar de la violencia.

Por lo menos 44 personas, la mayoría civiles, fueron asesinados cuando los guerrilleros del Frente de Liberación Islámico Moro (MILF, por sus siglas en inglés) atacaron varias ciudades costeras del sur el lunes, días después de que se llegara a un acuerdo territorial entre el Gobierno y los rebeldes en la Corte Suprema.

Teodoro explicó que desde entonces al menos cuatro soldados un un número indeterminado de guerrilleros fueron abaticos en operaciones militares contra los separatistas. Además, otros 50 soldados resultaron heridos. Algunas fuentes militares elevan la cifra de rebeldes muertos hasta la centena.

Este es el peor brote de violencia durante años en la región de Mindanao, en un país de mayoría cristiana donde la rebelión ha frenado un significativo desarrollo de algunas de las más ricas áreas en minerales e hidrocarburos del sudeste asiático.

El Ejecutivo ha culpado a dos comandantes del MILF de la violencia y ha dicho que esta no va a poder ser controlada por los principales líderes. También se ha dicho que el acuerdo territorial tendrá que ser renegociado, lo cual el MILF considera que no es posible. "Estoy a favor de otro acuerdo, si eso sirve para frenar el conflicto, pero ustedes saben que no puede ser a cambio de que los criminales salgan libres", añadió Teodoro.

"Ellos (el MILF) deben mostrar buena voluntad para intentar parar la escalada del conflicto y esa buena voluntad supone que los dos (comandantes guerrilleros) que han cometido estas atrocidades se rindan y dejen de aprobarlas, o al menos de alentarlas", precisó el secretario de Defensa filipino.

Por su parte, el MILF ha dicho que la entrega de estos dos comandantes está fuera de la cuestión. Al respecto, Teodoro dijo que las operaciones militares se centraron principalmente en unos 4.000 guerrilleros controlados por dos comandantes renegados pero advirtió que la violencia podría extenderse.

"Somos lo suficientemente pragmáticos para darnos cuenta de que no sabemos quién es sincero y quién no lo es y por ello debemos darles opción a través del diálogo. Sin embargo, si ellos rechazan atender a la llamada y toman otro camino, entonces estaremos preparados para acometer las acciones apropiadas", agregó Teodoro, que concluyó diciendo que cree que "lo prudente es prepararse para lo peor aunque esperar lo mejor".

Etiquetas