Internacional
Suscríbete

islandia

Un tribunal estudiará si acepta la causa contra ex primer ministro islandés

Geir H. Haarde, ex primer ministro islandés
Un tribunal estudiará si acepta la causa contra ex primer ministro islandés
EFE

El Landsdómur, el tribunal especial que juzga al ex primer ministro islandés Geir H. Haarde, deberá decidir en cuatro semanas si acepta la causa contra él por su presunta actuación negligente en el colapso bancario que sufrió el país en octubre de 2008.

Haarde está acusado de violar la ley sobre la responsabilidad de los ministros y de desoír las advertencias que recibió en su momento acerca de una inminente crisis de los principales bancos islandeses, cargos por los que puede ser condenado a una pena de hasta dos años de cárcel.

Tras la vista preliminar celebrada en junio pasado, el juicio se reanudó hoy con otra comparecencia en la que la defensa pidió que se cierre el caso, al entender que no ha sido investigado correctamente y que los cargos no han sido clarificados.

El abogado defensor, Andri Arnason, cuestionó también por qué Haarde, quien se ha declarado inocente de todos los cargos, ha sido el único miembro de su Gobierno que debe afrontar un proceso judicial por su actuación durante la crisis.

Antes de entrar en el juzgado, el conservador Haarde, de 60 años, insistió en declaraciones a la televisión pública RÚV que se trata de una "farsa" orquestada por el actual Gobierno de izquierda para castigar a su partido.

No obstante, Haarde resaltó que tiene la "conciencia tranquila" y esperará pacientemente a que el tribunal tome una decisión definitiva sobre su caso.

El Parlamento islandés (Althingi) dio luz verde al proceso hace un año, siguiendo el consejo del informe de una comisión investigadora creada para determinar las responsabilidades en la crisis.

En esa misma votación, el Parlamento exculpó a tres ex altos cargos de su Gobierno, un conservador y dos socialdemócratas, en contra del parecer de la comisión investigadora.

El Landsdómur es un tribunal especial que nunca antes había actuado desde su creación en 1905.

El colapso económico en octubre de 2008, que obligó al Gobierno a nacionalizar los principales bancos del país, colocó a Islandia, que ha recibido ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI), en la peor crisis de su historia reciente.

Las protestas populares provocaron en enero de 2009 la caída del gobierno de coalición entre el conservador Partido de la Independencia y el Partido Socialdemócrata que encabezaba Haarde, que se retiró poco después de la política al descubrírsele un tumor cancerígeno.

La izquierda, en una coalición entre socialdemócratas y "rojiverdes", gobierna con mayoría absoluta desde 2009 un país que negocia su entrada en la UE, complicada por la disputa que mantiene con el Reino Unido y Holanda por la indemnización a ahorradores de estos países tras la quiebra del banco islandés Icesave.

Los islandeses rechazaron en abril pasado, por segunda vez en un año, una ley para indemnizar a los ahorradores británicos y holandeses y el caso ahora parece destinado a ser resuelto en los tribunales europeos.

En una entrevista a la cadena RÚV, el presidente islandés, Olafur Ragnar Grimsson, cuya negativa a firmar la ley provocó la convocatoria de los referendos, tildó ayer de "ridículas" las demandas de los gobiernos británico y holandés y pidió a la UE que investigue cómo pudieron tener el apoyo del resto de sus miembros.

Etiquetas