Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

AFGANISTÁN

Un policía afgano mata por error a siete niños al confundirlos con insurgentes

Otra niña de 14 años fallece en el enfrentamiento entre tropas alemanas y talibanes.

Un policía afgano acabó ayer con la vida de siete niños que estaban recogiendo leña en la provincia meridional de Kandahar al confundirles con insurgentes talibanes, según informaron sus superiores.

 

El agente, que abrió fuego contra los jóvenes, se encuentra detenido y está siendo interrogado para esclarecer más detalles del incidente, según relató Spin Boldak, el comandante de la ciudad -frontera con Pakistán-, donde tuvo lugar el suceso, Abdul Raziq.

 

Dos niñas afganas también fueron protagonistas de otros enfrentamientos el viernes. Una de ellas, de 14 años, murió y otra resultó herida al verse atrapadas en un tiroteo entre las fuerzas talibanes y las tropas alemanas en el norte del país asiático, informó un gobernador local. El Ejército alemán está analizando la información.

 

El incidente tuvo lugar en la provincia de Kunduz en la tarde del viernes, cuando los rebeldes tendieron una emboscada a una patrulla militar alemana en el área, dijo el gobernador Abdul Wahid Omarkhel. Según explicó, una niña de 14 años falleció y otra de seis resultó herida, sin determinar cuál de las dos partes provocó los daños.

 

Añadió que un talibán murió y otro resultó herido, pero el portavoz talibán Zabiullah Mujahid, dijo que dos rebeldes murieron, pero que sus fuerzas mataron a ocho soldados alemanes.

 

Un portavoz del comando de intervención alemán en Potsdam dijo ayer que se está estudiando el incidente.

 

Unos 4.300 soldados alemanes se encuentran estacionados en la región norteña. Berlín anunció recientemente el despliegue de otros 500 soldados a finales de año.

 

En otro incidente, tres insurgentes murieron a manos de las tropas afganas y de la OTAN en la volátil provincia sureña de Helmand el viernes, informó la alianza en un comunicado. El combate se desencadenó cuando los milicianos abrieron fuego contra las fuerzas conjuntas en el distrito de Musa Qala, añadió.

Importante bastión

Mientras tanto, las fuerzas de seguridad pakistaníes lograron el control ayer de un importante bastión de la insurgencia talibán en una región tribal fronteriza con Afganistán, informó el mando militar. Según un comunicado, las fuerzas gubernamentales "han limpiado" la zona de Damadola, considerada el centro de operaciones principal de los integristas en la región tribal de Bajaur.

 

"Las Fuerzas de Seguridad se han hecho con el control de Damadola, que estaba siendo utilizada por los integristas como base para sus actividades terroristas" en la región, aseguró la comandancia pakistaní.

"En la ofensiva se han destruido escondites y se ha infligido un gran número de bajas en el bando de los insurgentes", agregó.

 

El cuerpo paramilitar fronterizo había iniciado a finales de enero una "operación conjunta" con milicias tribales, que se saldó en 11 días con la muerte de al menos 60 integristas y siete miembros de las Fuerzas de Seguridad.

El comunicado no hace mención a víctimas civiles o de integrantes de las milicias locales.

 

Las Fuerzas Armadas paquistaníes tienen actualmente frentes abiertos en casi todas las áreas que conforman el volátil cinturón tribal fronterizo con Afganistán y en el adyacente valle de Swat.

Etiquetas