Despliega el menú
Internacional

SARKOZY SE MAREO CUANDO CORRÍA

Un pequeño susto en el Elíseo

El presidente francés, Niocolas Sarkozy
Un pequeño susto en el Elíseo
REUTERS

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, fue hospitalizado en un establecimiento militar de París tras sufrir un mareo sin pérdida del conocimiento cuando corría por el parque de su residencia de fin de semana en Versalles. Según fuentes oficiales, el mandatario, de 54 años, deportista e hiperactivo, fue víctima de un síncope vasovagal leve de carácter benigno que se tradujo en una indisposición por una caída de tensión por culpa del cansancio, el calor y el esfuerzo físico. El examen clínico, los análisis sanguíneos, el electroencefalograma y la resonancia magnética practicados a Sarkozy, que pernoctó en el hospital bajo observación cardiológica, arrojaron resultados "normales", informó el Elíseo.

"El presidente está bien, tiene hambre y gruñe porque tiene muchas ganas de salir". La información más tranquilizadora sobre la salud de Sarkozy fue proporcionada a media tarde por su amigo el diputado Patrick Balkany, también hijo de padre húngaro. "Carla nos ha tranquilizado por teléfono. Estaba allí cuando ocurrió y se encuentra con él en el hospital", añadió al revelar la conversación que había mantenido con Carla Bruni-Sarkozy, la primera dama francesa.

El síncope se produjo a primera hora de una tarde soleada, con 26 grados de temperatura, cuando Sarkozy efectuaba el 'footing' que acostumbra practicar durante sus estancias los fines de semana en el Pabellón de La Lanterne, residencia oficial colindante con el Palacio de Versalles. "La indisposición, que sobrevino tras 45 minutos de ejercicio físico intenso, no estuvo acompañada de una pérdida de conocimiento. Condujo al presidente a interrumpir su esfuerzo y a tumbarse con la ayuda de un allegado", precisó un comunicado oficial del Elíseo.

Un paseante, testigo del incidente, indicó que Carla Bruni llegó al lugar en moto y pocos minutos el paciente fue evacuado en un helicóptero. Sarkozy fue trasladado al hospital de Val de Grâce, un establecimiento militar de París frecuentado por estadistas nacionales y extranjeros, para ser sometido a exámenes complementarios.

El jefe del Gobierno, François Fillon, regresó de inmediato a París desde su residencia en la provincia de La Sarthe. La ministra de Sanidad y Deportes, Roselyne Bachelot, presente en la ceremonia de clausura del Tour, se declaró convencida de que el presidente, aficionado y practicante del ciclismo, contemplaba por televisión la llegada a los Campos Elíseos.

A comienzos de mes el Elíseo había anunciado que el presidente francés había sido sometido a varios exámenes cardiovasculares y sanguíneos con resultados "normales". La publicación del escueto parte médico obedecía a la promesa electoral de garantizar a la ciudadanía la transparencia sobre su estado de salud.

Pero el compromiso presidencial pronto fue incumplido pues el 21 de octubre de 2007 Sarkozy fue operado de la garganta en el mayor de la secretos en el mismo hospital en el que ayer fue ingresado.

La intervención no fue confirmada oficialmente hasta tres meses más tarde tras ser revelada en un libro cuyos autores atribuyeron una fuerte infección por estafilococos a que el jefe del Estado había somatizado su reciente divorcio de su segunda esposa, Cecilia Ciganer Albéniz.

Etiquetas