Despliega el menú
Internacional

GOLFO DE MÉXICO

Obama: "Pronto se contendrá el 90% del vertido"

Cree que es "el peor desastre ecológico de la historia de Estados Unidos" y dice que BP pagará por el daño que ha causado.

Trabajos de limpieza del petróleo que ha llegado a Grand Isle, en el estado de Luisiana.
Obama: "Pronto se contendrá el 90% del vertido"
SPENCER PLATT/FP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, informó este martes (madrugada del miércoles en España) en un discurso televisado que "en los próximos días o semanas" se conseguirá capturar más del 90 por ciento del petróleo que se derrama en el golfo de México, y que a finales del verano la fuga podría estar totalmente sellada.

"En los próximos días y semanas estos esfuerzos (por contener el vertido) deberían servir para capturar más del 90 por ciento del crudo derramado. Será hasta que BP termine de cavar un pozo auxiliar que a finales de verano debería haber detenido la fuga por competo", afirmó Obama en su primer discurso emitido desde el Despacho Oval.

El presidente, que definió el vertido en el Golfo de México como "el peor desastre ecológico de la historia de Estados Unidos", se mostró en todo momento muy crítico con BP, la empresa petrolera propietaria del pozo cuyo colapso a finales de abril ha provocado este desastre. En repetidas ocasiones aseguró que esta compañía será la que pague los perjuicios económicos causados por el vertido en la zona.

"Haremos que BP pague por el daño que ha causado", afirmó Obama, que dijo que mañana (por hoy miércoles) se reunirá con el presidente de la compañía, al que le instará a movilizar "todos los recursos necesarios" para compensar a todas las personas afectadas por su "temeridad".

El presidente afirmó que el dinero que haya de pagar BP constituirá un fondo que no será administrado por la compañía, sino que será por un organismo independiente cuya composición exacta no precisó.

"COMBATIR CON TODO LO QUE TENEMOS"

Obama, por otro lado, se comprometió a combatir el vertido "con todo lo que tenemos y durante el tiempo que sea necesario". Afirmó que su Gobierno llevará a cabo "un plan de recuperación a largo plazo de la costa del golfo de México tan pronto como sea posible", que de nuevo afirmó que será financiado con dinero de BP.

El presidente, que enumeró los esfuerzos gubernamentales que ya hay sobre el terreno para contener el desastre, como las 30.000 embarcaciones que se encargan de recoger crudo de las aguas o los 17.000 soldados de la Guardia Nacional desplegados en la zona para colaborar en los trabajos de limpieza, prometió poner a disposición de los estados afectados "todos los recursos adicionales" que se puedan necesitar.

Obama también reconoció el daño ya causado en la zona, y el que está por venir hasta que las labores de contención y limpieza del vertido hayan finalizado. Incluso en las zonas del golfo donde aún no se han visto afectados por el vertido. Por ello aseguró que una vez controlado el vertido la segunda prioridad será centrarse en la recuperación del entorno.

El presidente afirmó que el vertido ha sido sólo un episodio más en lo que son "décadas de degradación medioambiental" en la costa del golfo de México, en referencia a huracanes como el Katrina o el Rita. Pero definió el vertido como "una epidemia" debido a que sus efectos comenzaron siendo escasos y se prolongarán durante meses, en contraposición a la contundencia e inmediatez de otras catástrofes naturales como terremotos o huracanes.

Obama afirmó que parte del plan de respuesta contra el vertido es asegurarse de que algo igual "no vuelva a ocurrir otra vez", y expresó su deseo de saber qué había ocurrido en el caso de la siniestrada plataforma petrolífera 'Deepwater Horizon'. En esta línea, el presidente se refirió también a su orden de endurecer las condiciones para iniciar nuevas prospecciones petrolíferas submarinas, para que se tomen las "precauciones necesarias" y éstas sean "absolutamente seguras".

"ACABAR CON LA ADICCIN AL PETRLEO"

El presidente de Estados Unidos señaló que el vertido es la más "dolorosa" prueba de que su país necesita acabar cuanto antes con la "adicción" a los combustibles fósiles y de que las fuentes de energías renovables son el "futuro".

"Durante décadas hemos sabido que los días del petróleo barato y accesible estaban contados. Hemos hablado de la necesidad de que Estados Unidos acabe con una dependencia a los combustibles fósiles que ha durado un siglo, y también durante décadas hemos fracasado en actuar con el sentido común y la urgencia que éste desafío requiere", señaló el mandatario norteamericano en un discurso dirigido a la nación sobre la catástrofe del golfo de México.

"La consecuencia de nuestra inacción está ahora a la vista de todos. Países como China están invirtiendo en crear empleos e industrias dedicadas a las energías limpias que deberían estar aquí, en Estados Unidos", añadió Obama, quien destacó que su país consume el 20 por ciento del petróleo mundial y envía al extranjero cerca de 1.000 millones de dólares cada día para comprar este combustible.

"Y ahora vemos cómo toda una manera de vida en el golfo de México se ve en peligro por una amenazante nube de crudo negro. No podemos dejar este legado a nuestros hijos. La tragedia que se extiende por nuestra costa es el aviso más doloroso y potente que debe recordarnos que ahora es el momento para abrazar el futuro que ofrecen las energías limpias", resaltó el dirigente norteamericano.

IMPULSO DE LAS RENOVABLES

Obama recordó las medidas adoptadas por su Gobierno para impulsar las renovables en Estados Unidos y dijo que ya están teniendo reflejo ya en el día a día de los ciudadanos. No obstante, también denunció los múltiples intentos de los grupos de presión de la industria petrolera y de algunos sectores políticos para echar por tierra su propuesta para realizar una ley sobre cambio climático y energía que fue aprobada el año pasado por la Cámara de Representantes.

"Cada uno de nosotros tiene un papel importante que desempeñar en un nuevo futuro que nos beneficiará a todos", señaló el presidente estadounidense reclamando conductas responsables y eficientes a los ciudadanos, empresas, científicos y políticos del país.

"Mientras nos recuperamos de la recesión, la transición hacia las energías limpias tiene la capacidad de hacer crecer nuestra economía y de crear millones de puestos de trabajo. Pero sólo será posible si aceleramos esa transición y si luchamos juntos y actuamos como una nación, trabajadores y empresarios, científicos y ciudadanos, sector público y privado".

"No podemos permitirnos no realizar ningún cambio sobre nuestras formas de producir y utilizar la energía, porque los costes a largo plazo para nuestra economía, nuestra seguridad nacional y nuestro medioambiente son demasiado grandes", apostilló.

CRTICA DE LOS REPUBLICANOS

Destacadas figuras del Partido Republicano de Estados Unidos han reaccionado al discurso del presidente Barack Obama criticando su apuesta por las energías limpias y por medidas como la prorrogación de la moratoria a la explotación de nuevos yacimientos petrolíferos submarinos.

En su opinión, estas políticas encarecerán los precios de la energía, lo que provocará que muchas empresas abandonen Estados Unidos y se destruyan miles de puestos de trabajo en todo el país.

Etiquetas