Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

IRÁN

Un experto nuclear de Irán quiere regresar desde EE. UU.

El científico nuclear iraní Shahrman Amiri, que desapareció hace más de un año y acusó a Estados Unidos de secuestrarle y trasladarle a territorio norteamericano, acudió ayer a la Embajada de Pakistán en Washington para regresar a Irán.

Teherán acusa a la CIA de secuestrar a Amiri, empleado de la Organización de la Energía Atómica de Irán, aunque la administración de Estados Unidos niega esta trama. La cadena de televisión ABC llegó a apuntar que el supuesto secuestrado trabajaba en realidad como colaborador de la agencia de Inteligencia estadounidense. Las fuentes norteamericanas, que hablaron desde el anonimato, subrayaron que Amiri ha decidido volver a su país "por su propia voluntad".

En una entrevista a la televisión estatal iraní, Amiri volvió a hablar ayer de "secuestro" y lo calificó de un "acto vergonzoso" para Estados Unidos. "Estaba bajo una gran presión psicológica y supervisión de agentes armados durante los pasados 14 meses", aseguró. La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, aseguró ayer que Amiri es "libre" de abandonar el país.

El máximo representante de la sección de intereses de Irán en Washington, identificado únicamente como Rahmani, denunció que "Amiri no tiene documentos de viaje y podría necesitar la ayuda de Turquía para su vuelta a salvo a Irán".

Según Rahmani, Washington lleva un mes intentando repatriar al científico, aunque habría fracasado un intento previo de organizar este viaje a través de Emiratos Árabes Unidos. Las autoridades de este país lo rechazaron porque "dijeron que podría dañar sus relaciones con Irán".

A la tensión diplomática entre Washington y Teherán se sumaron varios vídeos en los que personas identificadas como Amiri denunciaban el secuestro y el trato recibido durante esta supuesta detención.

Etiquetas