Despliega el menú
Internacional

ITALIA

Un escándalo de compra de votos caldea el fin de campaña en Italia

La campaña electoral italiana se cerró más animada, tras varias semanas de sopor e indiferencia popular. Contribuyó una investigación de la Fiscalía calabresa que ha destapado un intento de compra masiva de votos de la ‘drangheta, la mafia de esta región del sur de Italia. Lo más grave es que a última hora salió como involucrado en las pesquisas, aunque no bajo investigación por el momento, el senador Marcello Dell’Utri, hombre de confianza en el pasado de Silvio Berlusconi, el candidato de la derecha, y ya condenado por asociación mafiosa.

La investigación, filtrada con precisión, nace de conversaciones telefónicas grabadas a miembros de la ‘ndrangheta, en las que se ofrecen a "controlar" 50.000 votos del extranjero a cambio de 200.000 euros. Dell’Utri aparece en una de las llamadas. La operación iba a tener lugar en Venezuela, a través de corrupción en los consulados y la manipulación de votos en blanco, pero el ministerio de Interior anunció hoy que ha tomado medidas para evitarlo. El censo de residentes en el extranjero, que terminó de votar anteayer, asciende a 2,8 millones de personas y elige 12 diputados y 6 senadores.

El asunto puede crecer durante el fin de semana, y aunque es difícil que asuste a los votantes quizá pueda condicionar a indecisos. Son el 30%, por la apatía general, y son decisivos. La teórica ventaja de Berlusconi en los sondeos, prohibidos hace dos semanas, puede haberse reducido, pues Walter Veltroni, líder del Partido Demócrata (PD), ha echado el resto en el fin de campaña. Mientras el magnate apenas congregó el jueves a una pequeña multitud en el Coliseo, Veltroni reunió 150.000 personas en Roma. Como golpe de efecto, George Clooney, Roberto Benigni y el futbolista Francesco Totti le mostraron ayer su apoyo.

Etiquetas