Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

REINO UNIDO

Último desayuno de Cameron en Notting Hill

El Primer Ministro británico se trasladó ayer, junto a su familia, a la residencia presidencial situada en el número 10 de Downing Street.

Dos policías observan la mudanza de los Cameron a la residencia oficial del primer ministro, ayer.
Último desayuno de Cameron en Notting Hill
L. NEAL/AFP

David Cameron y su familia compartieron ayer "el último desayuno" en su hogar en el barrio londinense de Notting Hill. Después, se trasladaron ayer al número 10 de Downing Street, la residencia oficial del jefe del Gobierno, dos semanas después de que el líder conservador sucediera a Gordon Brown.

La mudanza no ha sido estrictamente al número 10, puesto que es un apartamento de un solo dormitorio, sino al contiguo número 11, residencia oficial del ministro de Economía, George Osborne, que tiene un apartamento mayor en su planta superior. Tal favor ya lo hizo en su día Gordon Brown, por entonces aún soltero, al ex primer ministro Tony Blair, que se mudó con su mujer y sus tres hijos.

El apartamento del número 11, sin embargo, tiene cuatro habitaciones, un gran comedor, buenas vistas, acceso a un jardín y una cocina grande, que aun así será remodelada, al parecer a exigencias de Samantha Cameron, embarazada de seis meses. Sin embargo los gastos de las reformas los pagarán de su bolsillo si exceden la asignación anual de mantenimiento del edificio. Es posible que la decoración, con muebles de caoba, sillas con motivos florales y alfombras estampadas no sea tampoco del gusto de la primera dama, cuyo último hogar responde al llamado, en el Reino Unido, estilo escandinavo, es decir, moderno y sobrio.

Los Cameron no se han trasladado a Downing Street de inmediato, como suele ser costumbre, para no alterar el ritmo de vida de sus dos hijos, Nancy, de 6 años, y Arthur, de 4.

Etiquetas