Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CINE

Turquía ataca Israel en el cine

l ?El Valle de los Lobos: Palestina? se centra en un comando turco cuya misión es matar a un comandante israelí. La cinta de acción fue inicialmente vetada en Alemania porque su estreno coincidía con el Día del Holocausto.

Una película de acción turca cargada de mensajes contra Israel ha enfriado aún más las relaciones de ese país con Turquía y ha causado polémica en Europa, donde las autoridades alemanas intentaron vetar su estreno, que coincidió con el Día Internacional del Holocausto.

'El Valle de los Lobos: Palestina' narra las aventuras de un comando turco dirigido por el agente Polat Alemdar, empeñado en asesinar al comandante israelí Moshe Ben Eliezer, un personaje de ficción que, en el filme, dirige el asalto a la Flotilla de la Libertad que trataba de romper el bloqueo de Israel a Gaza. Este incidente ocurrió en la realidad el 31 de mayo y culminó con la muerte de ocho ciudadanos de Turquía y un estadounidense de origen turco.

En la película, los agentes turcos no tardan ni cinco minutos de metraje en liarse a tiros con los israelíes. En un control militar, un soldado israelí impide el paso a Alemdar y los suyos inquiriéndolos sobre su visita a Israel. «Yo no he venido a Israel, he venido a Palestina», contesta el '007 turco', y entonces comienzan un tiroteo que anuncia la tónica general de la película: unos tres centenares de muertos palestinos e israelíes hilados en un guión simplista y una pobre actuación, pero con una dirección visual atractiva y buenos efectos especiales.

El embajador israelí en Turquía, Gaby Levy, calificó la película de «difamatoria» alegando que contiene «ciertos enfoques antisemitas». «No hay antisemitismo», se defiende Necati Sasmaz, el actor que encarna a Alemdar, quien argumenta que el filme «refleja el sufrimiento de los palestinos».

Uno de los puntos más delicados de la polémica es que su estreno en Alemania tuviese lugar el pasado jueves, coincidiendo con el Día Internacional del Holocausto. «La cuestión es que en Alemania las películas se estrenan los jueves, no tiene nada que ver con el Holocausto», alega la produnctora PanaFilm.

El equipo de la película denunció verse sometido a «censura» y el conflicto se resolvió cuando las autoridades alemanas permitieron su proyección solo para mayores de 18 años. «Prefieren ver a los musulmanes como terroristas y no produciendo y dirigiendo películas», denuncia Bahadir Özdenerm, uno de los guionistas.

La cinta ya se ha estrenado en Alemania, Bélgica, Suiza, Austria, Holanda e Inglaterra, y este mes lo hará en Oriente Próximo, mientras que la productora aún negocia con España.

Etiquetas