Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

sergio romero pizarro

"En torno a los mineros hubo unidad nacional"

El embajador de Chile en España visitó la capital aragonesa con el fin de afianzar los lazos comerciales para hacer frente a los mercados internacionales en volumen y calidad.

Sergio Romero Pizarro, embajador de Chile en España, el pasado martes en Zaragoza.
"En torno a los mineros hubo unidad nacional"
PEDRO ETURA/A PHOTO AGENCY

Disfruta con tranquilidad de un refresco y tiene ante sí un cuenco de galletitas saladas que apenas prueba. Amable y educado en el trato, alaba el carácter español, tan parecido, dice, al de los chilenos. Destaca en concreto los lazos que unen su país con La Rioja, de cuyas tierras salieron hace décadas cientos de emigrantes de los que ahora descienden un porcentaje, asegura, nada desdeñable de sus compatriotas.

Como la actualidad manda, debo preguntarle por qué Chile es uno de los países receptores de paquetes bomba remitidos estos días desde Grecia por una supuesta organización anarquista.

No le prestamos mucha intención a esas cosas, pero es que no debemos darles importancia porque no la tienen. Más bien son hechos concebidos por gente interesada en provocar una noticia artificial. Si les hacemos caso les damos eco, y eso es lo que ellos quieren, trascendencia. Para nosotros no son noticia. Nos interesan las noticias reales, que son las cosas positivas, constructivas.

Hablando de construir, Chile está creciendo a un ritmo extraordinario en los últimos años.

Chile es un país serio. Nuestro crecimiento actual ronda el 6% y esperamos seguir creciendo a este ritmo en los próximos años. Así, seríamos el primer país que se acercara al desarrollo pleno. Chile tiene estabilidad jurídica, es miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, tiene el reconocimiento de país confiable en el que se pueden hacer negocios...

... Ha venido a Aragón a hacerlos.

Venimos para entendernos con la gente positiva y constructiva de aquí. Con el alcalde de Zaragoza, con el presidente de la Cámara de Comercio, con los empresarios... Todos creemos en los hechos y no en las declaraciones románticas y, desde esa perspectiva, vamos a llevar a 150 empresarios a buscar oportunidades de asociación e inversión a nuestro país.

¿En qué se puede invertir allí?

¡En un montón de cosas! Minería, construcción, servicios... Las grandes empresas españolas ya están presentes. Ahora nos interesan las pequeñas y medianas, que están en capitales como Zaragoza, una ciudad industrial caracterizada por sus grandes muestras feriales. Queremos que se fijen en nuestro país para hacer negocios.

Si en algo se ha fijado el mundo últimamente con respecto a Chile es en un puñado de mineros.

El nuestro es un país con una especie de aptitud natural para recibir toda suerte de calamidades. Somos un país sísmico y cada cierto tiempo tenemos tragedias como la de hace unos meses. Recientemente ha ocurrido el derrumbe en la mina San José, que gracias a Dios ha tenido un final feliz.

Podría haber sido una tragedia.

La muerte de un solo hombre ya lo habría sido. Pero tuvimos la oportunidad de mandarle un mensaje positivo al mundo, que Chile se mostró unido ante la adversidad y fue consciente de que lo más importante eran los atrapados, más allá de otras discusiones en la superficie.

Todo el mundo mostró su disposición a mandar ayuda para el rescate de los atrapados. La todopoderosa NASA, la agencia espacial estadounidense, incluida...

Estamos muy orgullosos y agradecidos, pero debo incidir en que la tecnología usada en el rescate fue 'made in Chile'. La gente tiende a pensar que la tecnología avanzada siempre es de otros países, pero las sondas, las cápsulas de rescate... todo fue hecho en el país, y la acción, coordinada por chilenos.

¿Temieron en algún momento que todo acabara mal?

El riesgo era enorme. Pero el presidente Sebastián Piñera lo asumió desde el principio. Es fácil ser general cuando la batalla ha terminado, pero él aceptó el reto.

Gracias a ello, su popularidad en las encuestas, bastante baja antes del suceso, subió como la espuma hasta un 63%.

Podría haber caído igualmente si hubiera muerto alguien. Pero nadie puede negar que Piñera estuvo allí desde el principio, sin ni siquiera saber si los mineros estaban vivos. Solo había un 2% de posibilidades de que así fuera, pero él apostó y ganó. Si realmente hubiera medido sus posibilidades, no habría aceptado el riesgo.

La imagen de las familias en el Campamento Esperanza y de todo Chile aplaudiendo cada vez que un minero salía a la superficie...

(Interrumpe) La vida y la familia fueron los grandes ganadores. Las familias dieron un ejemplo de lealtad a sus seres queridos. Hubo muchas banderas nacionales porque hubo mucha unidad nacional, que sorprendió un poco al mundo. Como ejemplo, le diré que la hija de Salvador Allende estuvo allí junto a Piñera, y él no le dijo en ningún momento que se fuera, que no saliera en la foto. Tienen ideologías opuestas, pero nosotros hemos dejado atrás las separaciones. Hemos aprendido que la verdad no es absolutista.

Chile es un país con larga tradición minera que cuenta incluso con un Ministerio de la Minería, cuyo titular, Laurence Golborne, también estuvo al pie del cañón. ¿Cómo es posible, entonces, que las medidas de seguridad en los yacimientos sean tan precarias como se ha denunciado?

Chile es muy minero, cierto, pero hay tantas minas, y tan aisladas, que es muy difícil fiscalizarlas todas. Con esto no estoy justificando nada, no digo que un yacimiento perdido en pleno desierto de Atacama estuviera dejado de la mano de Dios. Pero no podemos enjuiciar a nadie a priori. Es muy fácil decir: 'oiga, ¿por qué no se evitó este desastre?', cuando este ya ha ocurrido. Hay que conocer los hechos concretos, y este caso está en manos de la Justicia, que será la que tenga que dilucidar qué ocurrió, si se pudo evitar o no y quién fue el responsable.

Brasil acaba de elegir como presidenta a una mujer, Dilma Rousseff. Ustedes tuvieron hasta hace poco a Michelle Bachelet. En Costa Rica gobierna Laura Chinchilla y en Argentina, Cristina Fernández. ¿Qué opina de este auge femenino en el poder?

En Chile entendemos la igualdad de oportunidades. No nos llama la atención ni estamos todo el rato evocando a la igualdad de género para decir que todos tenemos los mismos derechos. El tópico de que en Sudamérica somos machistas cae por su propio peso. Tuvimos una premio Nobel de Literatura, Gabriela Mistral, en 1945. Decretamos el derecho femenino al voto en 1949. Para nosotros, lo que no es natural, lo que nos llama la atención, es que exista un país con un Ministerio de Igualdad, querer demostrar con leyes algo que ya debería existir. La palabra tolerancia no se predica, se practica.

En el extremo opuesto nos encontramos con Silvio Berlusconi y sus últimas declaraciones sobre que prefiere amar a las mujeres a ser homosexual.

No conozco al personaje, pero creo que en Italia habrá mucha gente que comparta su opinión y otra mucha que no lo haga. Pero yo no le daría mucha importancia a sus declaraciones porque estoy convencido de que lo hace adrede, porque con ellas está tipificando una personalidad concreta y apuntando a una opinión pública muy sensible a esas declaraciones. Eso le hace subir en las encuestas, que es precisamente lo que él quiere.

Etiquetas