Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

SUDÁN

Toque de queda en Jartum tras estallar varios enfrentamientos entre el Ejército y grupos rebeldes

Testigos locales han dicho que han visto varios cadáveres en el oeste de la ciudad, y que hay combates en diversos barrios.

El Ministerio sudanés del Interior ha decretado el toque de queda en Jartum después de que estallasen violentos enfrentamientos cerca de la capital entre el Ejército y rebeldes del Movimiento para la Justicia y la Igualdad (MJI) de Darfur.

La medida excepcional entró en vigor a las 17.00 hora local (14.00 GMT), y se prolongará hasta la 06.00 hora local (03.00 GMT), precisó el Ministerio en un comunicado, en el que se precisa que "insurgentes de Darfur entraron en el norte de la ciudad de Omdurman, en el oeste de Jartum".

Por su parte, testigos locales han dicho que han visto varios cadáveres en el oeste de la ciudad, y que hay combates en diversos barrios.

Asimismo, dijeron que las autoridades han cerrado al tráfico los tres puentes sobre el río Nilo que unen Omdurman con Jartum, para impedir el cruce de los insurgentes hacia la capital.

Fuentes castrenses, citadas por el canal de televisión qatarí "AL Yazira" afirmaron que los enfrentamientos comenzaron hace tres días en la provincia de Kordofan, donde los insurgentes avanzaron hacia Jartum en unos 115 todoterrenos.

Sin embargo, portavoces militares sudaneses han sostenido que la Aviación gubernamental logró repeler la ofensiva, aún reconociendo que algunos rebeldes lograron entrar en Ondurman.

Desde entonces, las tropas y fuerzas de seguridad han intensificado el control de los accesos a la capital, señalaron las fuentes.

Los enfrentamientos en Omdurman se producen un día después de que el Ejército acusase en un comunicado al MJI de preparar "una campaña de sabotajes" en Jartum y otras áreas del país "con el objetivo de conseguir propaganda en los medios".

De acuerdo con la nota, se han detectado a rebeldes cruzando la frontera por Chad en vehículos, lo que ha motivado un llamamiento a la ciudadanía para que coopere con las fuerzas de seguridad a fin de "abortar los sabotajes".

El MJI, uno de los grupos rebeldes más grandes de Darfur, se negó a suscribir en el 2005 los acuerdos de paz de Abuya entre el Ejército y varios movimientos sediciosos.

La guerra de Darfur estalló cuando los grupos rebeldes de esa región se levantaron en armas para protestar contra la pobreza y marginación de la zona, fronteriza con Chad.

Desde entonces, cerca de 300.000 personas han muerto y unos dos millones y medio más se han visto forzadas a abandonar sus hogares.

Etiquetas