Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CENIZA VOLCÁNICA

Irlanda y Escocia reabren el espacio aéreo

En Reino Unido también se ha cerrado el espacio aéreo sobre Hébridas Exteriores (Escocia) afecta a las operaciones a partir de Stornoway, Tiree, Barra y Benbecula. En el resto del país, los vuelos siguen operando normalmente.

 El tráfico aéreo fue reanudado en toda Irlanda y en Escocia después del cierre temporal de sus espacios aéreos a causa de las cenizas de un volcán islandés, informó la Autoridad Irlandesa de Aviación (IAA).

La IAA autorizó de nuevo los vuelos, advirtiendo, sin embargo, que la situación será "revisada según transcurra la semana". La decisión de levantar las restricciones se tomó después de realizar pruebas de seguridad que demuestran que los motores pueden funcionar en "zonas de baja concentración de ceniza".

La Autoridad británica de Aviación Civil (CAA) comunicó que los vuelos desde Irlanda del Norte, incluyendo Belfast, se reanudaron también al mediodía, así como en algunos aérodromos del archipiélago escocés de las islas Hébridas, donde se había suspendido la actividad. "La situación será revisada según transcurra la semana; se prevé que los vientos sigan viniendo del norte en los próximos días, lo que podría crear más problemas", dijo un portavoz del IAA.

Los vuelos en el resto de Europa no sufrieron alteraciones, según dijeron las autoridades de aviación. Tampoco se vieron afectadas las rutas que sobrevuelan Reino Unido e Irlanda o las transatlánticas.

Todos los vuelos procedentes de Islandia y con destino Irlanda y parte de Escocia fueron suprimidos por la nube de ceniza. Los aeródromos del archipiélago escocés de las islas Hébridas ya habían sido cerrados en la noche del lunes.

Hace más de dos semanas estuvo cerrado casi todo el espacio aéreo europeo, porque el volcán islandés Eyjafjalla expulsó gran cantidad de ceniza. Durante varios días se suspendieron los vuelos, centenares de miles de viajeros se quedaron en tierra y se produjeron pérdidas económicas multimillonarias.

La UE decide mantener las mismas medidas ante la nueva nube de ceniza volcánica

Los ministros de Transporte de la UE, reunidos de forma extraordinaria, decidieron mantener las mismas medidas adoptadas el mes pasado para permitir el tráfico en las zonas menos contaminadas ante la nueva nube de ceniza volcánica que provocó hoy el cierre del espacio aéreo de Irlanda y parte del Reino Unido.

"El espacio aéreo irlandés se acaba de abrir", confirmó en rueda de prensa el ministro español de Fomento, José Blanco, quien recalcó que los Veintisiete mantendrán las medidas acordadas siguiendo las recomendaciones técnicas de la Agencia Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (Eurocontrol).

"Más allá de su incidencia económica, para los responsables europeos la seguridad de los pasajeros es siempre la máxima prioridad", declaró Blanco. "La confianza de los usuarios en el transporte aéreo es la condición necesaria para la buena marcha del sector", agregó.

"La seguridad del pasajero es la máxima prioridad", afirmó Blanco.

Los Estados miembros decidieron el pasado 19 de abril mediante videoconferencia la reapertura de parte del espacio aéreo europeo, que había sido cerrado por completo como medida de seguridad, tras establecer tres zonas distintas en función de la concentración de cenizas.

Etiquetas