Internacional
Suscríbete

SITUACIÓN LÍMITE EN UNA MINA CHILENA

Sobrevivir bajo tierra casi sin alimentos

En el exterior las familias soportan como pueden el paso del tiempo
Sobrevivir bajo tierra casi sin alimentos y a más de 35 grados
EFE

En un espacio de 50 metros cuadrados, lo que mide el refugio subterráneo donde fueron hallados los 33 mineros, deberán vivir aún durante largos meses los trabajadores, con los ánimos que les brinden desde la superficie. Además podrían contar con una galería de 1,8 kilómetros que podría haberse salvado del derrumbe.

El líder del grupo, Mario Gómez, es el autor de la carta que llegó junto al mensaje en letras rojas que anunciaba que estaban vivos. "Estoy bien gracias a Dios", le dijo a su esposa en la misiva privada que leyó el presidente Sebastián Piñera. "Espero salir pronto. Paciencia y fe. Dios es grande y la ayuda de Dios nos va a llevar a salir con vida de esta mina, aunque tengamos que esperar meses", prometió el hombre.

Con 63 años, Gómez lleva sobre sus hombros más de medio siglo de minero. Hijo de operario de una mina de cobre, sus hermanos varones trabajaron también en distintos yacimientos. Su mujer, Lilian Ramírez, asegura que el hombre llevaba siempre en su mochila una libreta que ahora pasará a la historia.

Al conocer la noticia de que los mineros estaban vivos, no pudo resistirlo. Se desmayó. Al recuperarse supo que la única carta personal que emergió a la superficie era para ella, de su marido. Allí le cuenta cómo se esperanzaban al oír el ruido de los sondajes tratando de alcanzarlos.

Hasta ahora, los mineros lograron sobrevivir casi sin alimentos, bebiendo agua sin garantías sanitarias que ellos mismos se procuraron construyendo una canaleta con una retroexcavadora que tenían consigo. En este tipo de refugios suele haber alimentos no perecederos y agua potable para dos o tres días en caso de emergencia. Pero se presume que ni siquiera eso había en este caso.

Gómez era uno de los encargados del transporte en el yacimiento y aparentemente estarían utilizando dos vehículos que quedaron allí abajo para tener luz. Tienen además linternas y según se puede detectar en un vídeo, están con el torso desnudo debido al intenso calor de más de 35 grados.

La comida irá bajando y es recomendable que primero se hidraten antes de recibir alimentos sólidos. También les enviarán oxígeno, porque no hay certeza sobre la calidad del aire que respiran. Por suerte, todos están sanos y algunos tienen sobrepeso, o sea que la dieta obligada de estos días no los puso en riesgo.

Etiquetas