Internacional

ITALIA

Silvio Berlusconi: "A mí como mafioso no me han detenido todavía"

El primer ministro italiano, que acaba de perder la inmunidad ante la Justicia, vuelve a presentarse como víctima y asegura que todos "excepto el pueblo" están en su contra

Berlusconi muestra el libro 'La lucha contra la mafia' en una rueda de prensa en Roma
Silvio Berlusconi: "A mí como mafioso no me han detenido todavía"
REUTERS

El jefe del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, bromeó ayer al hablar sobre los esfuerzos del Ejecutivo para acabar con la mafia al decir: "A mí como mafioso no me han detenido todavía", durante una rueda de prensa tras el Consejo de ministros. El primer ministro aseguró que el Ejecutivo está manteniendo su empeño para derrotar las asociaciones criminales.

 

Tampoco faltó una de sus bromas: "El ministro (del Interior) Maroni sabe que saltará a la historia por eso y está muy empeñado en su propósito, pero a mí como mafioso no me han detenido todavía". Sin embargo, permanecen aún zonas de sombras en los episodios más sangrientos de la historia de la mafia en Italia, como la matanza de Paolo Borsellino, el juez antimafia que murió con sus cinco escoltas en un atentado perpetrado por la asociación criminal de Sicilia en 1992.

 

El jueves, en el programa televisivo de RAI2 'Annozero', el ex ministro de Justicia Claudio Martelli desveló que Borsellino supo de la supuesta negociación entre la Cosa Nostra y el Estado.

 

Asimismo, Berlusconi, que en los próximos meses deberá hacer frente a al menos dos procesos judiciales, se volvió a presentar ayer como víctima de un complot político al asegurar que todos "excepto el pueblo" están "en contra" de él. "Excepto el pueblo, es decir, el 68,7% de los italianos, todos están en contra de nuestro Gobierno: una minoría organizadísima de magistrados rojos, el 70% de la prensa escrita, todos los programas de debate de la televisión pública, los espectáculos satíricos" e incluso "el jefe del Estado", que "todos sabéis a qué parte política pertenece", especificó en declaraciones a la televisión privada Canale 5.

Marcha de apoyo

Berlusconi, que insistió por tercer día consecutivo en sus ataques contra el presidente de la República, Giorgio Napolitano, renunció, no obstante, a la posibilidad de convocar una gran manifestación a su favor porque "ya tenemos el consenso popular", consenso que, además, "ha aumentado", afirmó. Para ilustrarlo, 'Il Cavaliere' recordó que su coalición de Gobierno no solo ganó las elecciones nacionales hace un año y medio, sino que también salió victorioso después en numerosos comicios locales y en las recientes elecciones europeas.

 

En cuanto a los procesos a los que ahora deberá hacer frente, reiteró que no son otra cosa que estrategias de la izquierda para "subvertir" el voto democrático con el que ha sido elegido. "Contra mí han sido iniciados 109 procesos, más de 2.500 audiencias, más de 530 registros y he tenido que gastarme más de 200 millones de euros en consejeros y abogados", lamentó.

Además, aseguró que él es "el mejor primer ministro" con que Italia pueda contar "hoy día", motivo por el que su dimisión no tendría ningún sentido".

 

Berlusconi hizo estas declaraciones en respuesta a los periodistas, que le preguntaron sobre la posibilidad de que presente su dimisión a causa del rechazo por parte de la Corte Constitucional de la ley que le protegía de la Justicia.

Etiquetas