Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ISRAEL

Sigue la lucha contra el fuego de Haifa

Israel comenzó con optimismo el cuarto día de lucha contra el mayor incendio de su historia, tras la primera madrugada en la que se han preservado los avances logrados durante el día.

Un avión, en tareas de extinción del fuego en los alrededores de Haifa
Sigue la lucha contra el fuego de Haifa
AFP PHOTO

Israel comenzó con optimismo el cuarto día de lucha contra el mayor incendio de su historia, tras la primera madrugada en la que se han preservado los avances logrados durante el día.

"Nos encontramos en la mejor situación desde que comenzó el fuego", señaló a la radio militar israelí antes de la salida del sol el director del cuerpo de bomberos, Shimon Romah.

Romah señaló que ha sido la primera madrugada en que la labor de extinción efectuada a la luz del día no ha quedado en agua de borrajas, como había sucedido hasta ahora por la imposibilidad de los aviones apagafuegos de operar de noche y los constantes cambios del fuerte viento.

"Gracias a los esfuerzos de los bomberos cuando los aviones estaban inactivos, nos hemos levantado un poco más optimistas esta mañana", señaló a medios locales un responsable del cuerpo de bomberos sin identificar.

La reunión dominical del consejo de ministros que se celebra cada domingo por la mañana en Jerusalén ha sido trasladada en esta ocasión a Tirat Carmel, una ciudad situada cerca del incendio.

En el discurso de apertura, retransmitido en directo por la televisión israelí, Netanyahu señaló que el gabinete analizará las ayudas y rehabilitación por el que calificó de "aún incendio enorme" y reiteró que su país no siente "vergüenza" por haber tenido que recurrir a la ayuda exterior.

Netanyahu insistió a sus ministros en que quiere "soluciones rápidas" y un "acortamiento de los procesos" de compensación, en vez de "burocracia".

El fuego, iniciado el pasado jueves por causas aún desconocidas, está todavía activo en cuatro áreas: Har Shokef, Nir Etzion, Usfiya y la reserva natural Hai-Bar.

El cuerpo de bomberos calculó ayer que tardará aproximadamente una semana en sofocarlo, para lo que siguen llegando medios materiales y humanos de distintos países del mundo.

Según los últimos datos del Ejército israelí, ya hay en el país 15 aviones y helicópteros apagafuegos y seis helicópteros de transporte de Grecia, Bulgaria, Chipre, Turquía, Rusia (concretamente un hidroavión con capacidad para 42.000 litros), Gran Bretaña, Francia, Italia y Suiza.

Se espera aún la ayuda de España, Estados Unidos y Alemania, Noruega, Croacia y Holanda, y el Gobierno palestino ha ofrecido tres coches de bomberos.

Los cuatro hidroaviones de la Fuerza Aérea Española que despegaron el viernes de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), llegarán esta mañana, señalaron a Efe fuentes de la Embajada de España en Tel Aviv.

Las condiciones meteorológicas en el Mediterráneo y el impacto de la huelga de los controladores aéreos durante una escala técnica en Mallorca retrasaron su llegada, inicialmente prevista para ayer.

Esta mañana comienza a trabajar a su vez un Boeing 747 reconvertido en avión apagafuegos y alquilado a una empresa privada estadounidense porque puede transportar 76.000 litros de agua (16 veces más que un avión contraincendios normal) y trabajar de noche.

El fuego ha causado 41 muertos y obligado a evacuar de sus hogares a 17.000 israelíes, según datos de la Policía.

Además, tres personas permanecen en paradero desconocido y otras diecisiete están heridas, tres de ellas de gravedad.

El fuego ha arrasado 5.000 hectáreas con cinco millones de árboles, según datos del Fondo Nacional Judío.

La investigación inicial apunta a un caso de negligencia en la quema de residuos domésticos y neumáticos.

Dos hermanos adolescentes del poblado druso de Usfiya han sido arrestados por este motivo, aunque -según el canal 10 de la televisión israelí- tienen como coartada que estaban en el instituto y la Policía carece de pruebas materiales concluyentes contra ellos.

Etiquetas