Despliega el menú
Internacional

EN AGUAS DEL MEDITERRÁNEO

Sigue la búsqueda de posibles supervivientes del accidente aéreo en Beirut

Los equipos de rescate han localizado hasta el momento 23 cadáveres y algunas piezas del Boeing 737 que se estrelló poco después de despegar del aeropuerto de Beirut.

Sigue la búsqueda de posibles supervivientes del accidente aéreo en Beirut
Sigue la búsqueda de posibles supervivientes del accidente aéreo en Beirut
AFP PHOTO

Equipos de rescate buscan en aguas del Mediterráneo cercanas a este puerto del sur de Beirut y en otros sectores de la costa a posibles supervivientes del accidente aéreo que sufrió un avión comercial etíope, con 90 personas a bordo.

El avión, un Boeing 737-800, estaba alquilado por Ethiopian Airlines a la empresa CIT Aerospace, con sede en Nueva York, e hizo el vuelo regular Adis Abeba-Beirut el domingo con la intención de regresar hoy a la capital etíope.

Sin embargo, a poco de despegar del Aeropuerto Internacional de Beirut se perdió el rastro en el radar y se estrelló en el mar, a la altura de la localidad de Naame, a unos 18 kilómetros al sur de Beirut, al parecer a causa del mal tiempo que prevalece en el país.

Advertidas las autoridades, se movilizaron inmediatamente y pusieron un dispositivo en marcha para tratar de ubicar la aeronave y encontrar eventuales sobrevivientes, así como las cajas negras del avión para conocer las causas del accidente.

En una rueda de prensa, el ministro de Defensa, Elias Murr, aseguró que el lugar donde cayó el avión tiene una profundidad de entre 50 y 100 metros, por lo que espera que no sea difícil encontrar las cajas negras del aparato.

En esa labor participará un navío estadounidense especializado, agregó el ministro.

El ministro , al igual que todos los responsables libaneses, descartó que el accidente haya sido provocado por una explosión a bordo del avión, y lo atribuyó a las malas condiciones atmosféricas. También aseguró que los pasajeros eran 90, incluidos 54 libaneses, 20 etíopes y tres franceses.

La distribución de nacionalidades, sin embargo, no coincide con la facilitada en Adis Abeba por representantes de la compañía, aunque también sostienen que los ocupantes de la aeronave eran 90.

Entre las víctimas se encontraba la ciudadana cubana Marla Sánchez, esposa del embajador de Francia en Beirut, Denis Pietton, y quien viajaba Adis Abeba para una visita privada, según dijeron fuentes de la legación gala.

Una fuente militar que participaba en las labores de rescate en el puerto de Jalde dijo a Efe que el cuerpo sin vida de Sánchez ya había sido rescatado de las aguas, pero otras fuentes militares no lo pudieron confirmar, y tampoco la embajada francesa, que sigue considerando a Sánchez como desaparecida.

Hasta media tarde de hoy, los cadáveres rescatados ascendían a 21, según fuentes militares, aunque la emisora estatal Radio Líbano dijo que los cuerpos recuperados ya llegaban a la treintena.

El ministro de Sanidad, Mohamed Jalife, confirmó en una rueda de prensa ofrecida esta tarde que ya se habían encontrado veinte cadáveres, pero explicó que la identificación es muy difícil porque muchos rostros están desfigurados.

De los catorce cuerpos que se encuentran en el hospital "Rafic Hariri", donde ofreció su rueda de prensa, Jalife señaló que sólo uno de los cadáveres pudo ser reconocido, y agregó que otros tres más, por el color de su piel, pueden ser etíopes.

Mientras continúan las labores de rescate, centenares de personas se han congregado desde el paseo marítimo de Beirut hasta la costa del sur para ver como trabajan los militares, que escudriñan el mar en busca de cadáveres o partes del avión.

Al mismo tiempo varios helicópteros sobrevuelan la zona y se ven barcos a lo lejos, todo ello en medio de un mar agitado.

Emisoras locales afirmaron que en el puerto de Jalde se encontraron maletas que presuntamente transportaba el avión etíope, y no descartan que las corrientes marítimas lleven los cuerpos hacia el norte.

Es tal la conmoción en el Líbano por este accidente, el primero de esa índole, que las autoridades decretaron un día de duelo nacional y se cerraron los colegios y las universidades.

Etiquetas