Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

corea del norte

Seúl llevará ante la ONU el ataque a un buque

Corea del Norte supuestamente abatió la corbeta 'Cheonan', donde murieron 46 marinos.

Hillary Clinton, junto al embajador de EE. UU. en China, Jon Hutsman, ayer a su llegada a Pekín.
Seúl llevará ante la ONU el ataque a un buque
SAUL LOEB/AFP

Corea del Sur planea llevar ante el Consejo de Seguridad de la ONU el caso del hundimiento de su corbeta 'Cheonan' y la muerte de 46 marinos, algo de lo que acusa al régimen comunista norcoreano, informó ayer un portavoz surcoreano.

El presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, tiene previsto ofrecer hoy un discurso que será transmitido en directo para detallar la respuesta de Seúl al hundimiento del buque 'Cheonan' el pasado 26 de marzo cerca de la frontera intercoreana. "Lee presentará la posición de Seúl ante ese ataque y otros planes, incluido el de llevar el caso al Consejo de Seguridad de la ONU" para estudiar acciones internacionales contra Pyongyang, según el portavoz presidencial. "Dejará claro que el Sur tomará acciones firmes si el Norte lleva a cabo cualquier provocación", añadió.

En una investigación presentada el pasado jueves, expertos de cinco países aseguraron que hay pruebas "abrumadoras" de que fue un torpedo disparado por un submarino norcoreano el que hundió el navío de guerra. En el suceso murieron 46 de sus 104 tripulantes, en la peor tragedia naval en Corea del Sur desde la Guerra de Corea (1950-1953).

El presidente surcoreano afirmó el viernes que el ataque constituye una violación del armisticio con el que concluyó aquella guerra, al tiempo que anunció que respondería con "prudencia" pero también con "resolución".

Corea del Norte, pese a las conclusiones de los expertos, ha negado su implicación en el suceso, ha calificado la investigación de "charada" y ha amenazado con congelar sus relaciones con el Sur y anular los acuerdos bilaterales.

Estados Unidos, principal socio de seguridad de Seúl, definió el hundimiento como "un acto de agresión" por parte de Pyongyang y pidió una respuesta contundente de la comunidad internacional.

China, el único gran aliado del régimen norcoreano, lo calificó de "desafortunado incidente" e instó a que se resuelva a través del diálogo entre los dos países. La postura de Pekín es crucial en caso de que el Consejo de Seguridad debata eventuales sanciones a Corea del Norte, ya que tiene poder de veto.

Precisamente, China y Estados Unidos, con su secretaria de Estado, Hillary Clinton, al frente, inician hoy en Pekín su segundo Diálogo Estratégico y Económico, con Corea del Norte, Irán y la revaluación del yuan como asuntos destacados.

La jefa de la diplomacia norteamericana llegó a China procedente de Tokio, donde reclamó una contundente respuesta internacional al reciente "acto de agresión" de Corea del Norte contra Corea del Sur.

En los dos días de la cita, el secretario del Tesoro de EE. UU., Timothy Geithner, defenderá los intereses económicos de su país, mientras que Clinton coordinará la agenda estratégica entre Pekín y Washington.

Etiquetas