Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

AFGANISTÁN

Mueren 6 soldados de la OTAN en un atentado en Kabul

La ISAF no ha comunicado la identidad de los militares, pero un funcionario aseguró que son estadounidenses. Berlusconi destaca la "fundamental importancia" de la misión italiana.

Soldados afganos inspeccionan el lugar donde se registró el atentado suicida en Kabul.
Mueren 6 soldados de la OTAN en un atentado en Kabul
S. SABAWOON/EFE

Doce civiles afganos y seis soldados extranjeros murieron ayer en un atentado de un suicida talibán contra un convoy de las fuerzas de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) de la OTAN en las proximidades del centro de reclutamiento del Ejército de Afganistán en el oeste de Kabul, según distintas fuentes oficiales.

El suicida se lanzó contra el convoy de la ISAF con un vehículo cargado de explosivos, pero sus víctimas fueron mayoritariamente civiles que ocupaban un autobús de pasajeros de una parada cercana, explicó el portavoz del Ministerio afgano del Interior, Zemarai Bashary.

Bashary cifró en 12 el número de civiles afganos fallecidos y en 47 el de los heridos por la explosión, que causó daños a unos 15 vehículos. El portavoz no informó de bajas entre las fuerzas extranjeras y dijo que entre las víctimas civiles había mujeres y niños.

Horas después, la ISAF informó en un comunicado de la muerte de seis efectivos internacionales en el ataque, que también dejó "varios" heridos. La fuente no concretó la nacionalidad de sus bajas, pero un funcionario afgano aseguró que se trata de soldados estadounidenses.

El atentado ocurrió a primera hora de la mañana cerca del centro de reclutamiento militar de Darulaman, una zona de Kabul que alberga también el Parlamento y otros edificios oficiales y que a esa hora suele estar muy concurrida.

Importante misión

Por otra parte, el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, destacó ayer la "fundamental importancia" que junto a las demás fuerzas internacionales tiene la misión militar italiana en Afganistán "para la estabilización y la pacificación de un área estratégica", según informó el Gobierno a través de un comunicado.

La reafirmación de Berlusconi sobre la necesidad de permanecer en el país asiático llega como reacción al ataque bomba que el lunes provocó la muerte de dos soldados italianos, mientras que otros dos resultaron heridos.

La posición de Berlusconi, que en el mismo comunicado trasladó su pésame a las familias, fue firmemente defendida por el ministro de Exteriores de su Gobierno, Franco Frattini, y el de Defensa, Ignazio La Russa, quienes aseguraron que, a pesar de los riesgos que conlleva, la misión continuará.

Menos convencido se mostró el ministro de Simplificación y exponente de la Liga Norte, Roberto Calderoli, quien expresó sus dudas sobre "la posibilidad de poder exportar la democracia" a Afganistán. "Cualquier decisión hay que tomarla junto a los demás a nivel internacional", admitió, aunque "es necesario verificar si estos sacrificios sirven o no para algo", puntualizó.

Etiquetas