Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

SOMALIA

Sarkozy llama al mundo a combatir la "industria del crimen" en las costas somalíes

Comandos franceses liberan a los dos tripulantes de un velero secuestrado hace dos semanas

Con motivo de la liberación por parte del Ejército francés de los dos tripulantes de un velero secuestrado el día 2 frente a las costas somalíes, el presidente galo, Nicolas Sarkozy, reclamó la solidaridad internacional contra esta lacra. A su juicio, "el mundo no puede aceptar" estos actos de piratería, que han pasado de casos aislados a conformar una auténtica "industria del crimen". Precisamente, este martes se produjo una nueva acción de este tipo en la zona y un grupo de hombres armados asaltó un buque cisterna con bandera de Hong Kong.

El dirigente galo compareció en El Elíseo para informar con detalle de la operación llevada a cabo por el Ejército la noche anterior y mediante la cual se logró liberar a dos ciudadanos franceses secuestrados desde el pasado 2 de septiembre en el golfo de Adén. El asalto a esta embarcación, de nombre 'Carré d'As', se saldó con la muerte de uno de los asaltantes, que iban "fuertemente armados". Sin embargo, Sarkozy habló de "feliz desenlace" y éxito de la operación, después de que los militares siguiesen con lupa el rumbo del velero y sólo optasen por la opción de la fuerza cuando la embarcación se dirigía a puerto.

Al margen de los detalles de este despliegue, Sarkozy se dirigió a la comunidad internacional para reclamar que, entre todos, pongan fin a la lacra de la piratería frente a Somalia, donde el pasado abril fue retenido el español 'Playa de Bakio'. Respecto al pago de un rescate como posible solución a estos casos, Sarkozy criticó que "nadie puede aceptar esto" porque "el crimen no se puede pagar" y convierte en objetivos a los 48.000 barcos que transitan anualmente por el Golfo de Adén.

"El mundo no puede aceptarlo", lamentó el presidente francés, ya que a su juicio los casos aislados se han disparado hasta tal punto que se puede hablar de "una verdadera industria del crimen". Así, pidió a otros países que asuman su "responsabilidad" y participen "en la seguridad del tráfico y la protección de las personas en esta zona". En este sentido, anunció que a partir de mañana un navío de la Marina francesa acompañará a los barcos que atraviesen el inseguro golfo.

Etiquetas