Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

FRANCIa

"Los alborotadores serán castigados sin debilidad"

El presidente francés dice que quienes han participado en disturbios callejeros durante las protestas "no tendrán la última palabra".

Joven manifestante detenido por policías franceses en Lille
Sarkozy afirma que va a actuar contra la escasez de carburante en Francia
EFE

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, aseguró ayer que quienes han participado en enfrentamientos y disturbios callejeros durante las protestas que se están llevando a cabo contra la reforma del sistema de pensiones serán "castigados sin ninguna debilidad" y "no tendrán la última palabra".

"Serán localizados, arrestados y castigados, tanto en Lyon como en otros lugares, sin ninguna debilidad. Porque en nuestra democracia hay un montón de maneras de expresarse, pero la violencia más cobarde, la más gratuita, no es aceptable", subrayó Sarkozy durante su participación en una mesa redonda en Bonneval, en el norte de Francia.

El jefe de Estado se refería en concreto a lo ocurrido el miércoles en Lyon, donde se produjeron enfrentamientos entre alborotadores y fuerzas del orden al margen de una manifestación estudiantil contra la reforma de las pensiones. Además, se quemó un vehículo en el centro de la ciudad, y el día anterior hubo otros actos de vandalismo.

Según apuntó el ministro del Interior, Brice Hortefeux, 1.300 jóvenes, la mitad menores, participaron en los saqueos y la destrucción de comercios y mobiliario urbano en Lyon. Hortefeux añadió que desde el 12 de octubre han sido arrestadas 1.901 personas.

El sindicato de estudiantes FIDL acusó ayer al Gobierno de ser "el primer responsable de la violencia" y afirmó que no cederá a "su voluntad de criminalizar y de silenciar al movimiento social".

Por otro lado, Sarkozy acusó a quienes se manifiestan contra el polémico proyecto de ley de "tomar como rehenes la economía, las empresas y la vida cotidiana de los francesas". Así "se van a destruir empleos", advirtió.

Mientras, 2.790 gasolineras francesas de un total de 12.500 seguían ayer sin estar abastecidas de carburante.

Etiquetas