Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

RUSIA

Rusia suspende el despliegue de misiles en Kaliningrado

Rusia suspenderá sus planes de desplegar misiles de corto alcance en Kaliningrado, cerca de la frontera con Polonia, según la agencia de noticias rusa Interfax.

 

Kaliningrado es un enclave occidental aislado del resto del territorio ruso y tiene fronteras con Lituania y Polonia, ambos países pertenecientes a la Unión Europea (UE). La información de Interfax indica que el cambio de actitud en el Kremlin se debe a la nueva política del gobierno estadounidense.

 

Hace un par de meses, el presidente ruso Dimitri Medvedev había anunciado su intención de colocar nuevos misiles cerca de la frontera con Europa del Este para contrarrestar la propueta de Estados Unidos -entonces presidido por George W. Bush- de desplegar un sistema antimisiles en la región.

 

Los estadounidenses explicaron entonces que su decisión de instalar un radar en la República Checa y colocar una batería de 10 misiles interceptores en Polonia tenía como objetivo proteger a sus aliados de los que llamó "estados parias", como Irán.

 

Cambio de viento

 

Sin embargo, el inicio de 2009 y la toma de posesión del nuevo presidente estadounidense, Barack Obama, parece haber suavizado la tensión entre Washington y Moscú.

 

Si bien el Ministerio de Defensa ruso no ha confirmado los reportes de Interfax, en muchas ocasiones el Kremlin utiliza esta agencia de noticias para publicar sus propuestas.

 

Interfax citó a un militar anónimo que dijo que la suspensión del plan de misiles está relacionado "con el hecho de que la nueva administración de EE.UU. no está acelerando sus planes de despliegue" en la región.

 

Si se corrobora la información de Interfax en un comunicado oficial esto podría ser una señal de que en el Kremlin existe la esperanza de que Obama cancele el plan de escudos de defensa en Europa. Rodgers agrega que si Rusia realmente decide abstenerse de movilizar sus misiles hacia la frontera con Polonia, Moscú le estaría enviando un mensaje conciliador a Washington. Antes de asumir la presidencia, Obama no se comprometió a seguir con el plan de su antecesor.

Etiquetas