Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

OFENSIVA EN EL CÁUCASO

Rusia suspende su cooperación militar con la OTAN

Las tropas rusas comenzaron a retirarse de la ciudad georgiana de Gori, un lugar estratégico situado entre la capital del país, Tiblisi, y la capital de la región separatista de Osetia del Sur, Tsjinvali, uno de los puntos calientes en el conflicto en el Cáucaso.

Rusia ha suspendido la cooperación militar con la OTAN, anunció Dmitri Rogozin, embajador ruso ante la Alianza Atlántica. "La cooperación con la OTAN es un asunto complejo y hasta que los dirigentes políticos de Rusia decidan cómo será, el ministerio de Defensa ha suspendido la cooperación militar con la OTAN", señaló Rogozin a la agencia rusa RIA-Nóvosti.

La suspensión de la cooperación militar ya ha sido notificada a la Alianza a través de los canales diplomáticos. Rogozin, que acusó a la OTAN en Bruselas de "seguir anclada en la Guerra Fría" por apoyar a Georgia durante la guerra de Osetia del Sur, adelantó que viajará el viernes a Moscú para mantener consultas con los líderes del país sobre este asunto.

"Creo que importantes decisiones sobre nuestra cooperación con la OTAN se tomarán durante esas consultas", apuntó. Según la prensa rusa, Rusia podría impedir el tránsito a través de su territorio de material civil y militar con destino a la misión de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en Afganistán.

"Rusia no necesita más a la OTAN de lo que la ella nos necesita a nosotros. La ayuda de Rusia es crucial para la OTAN en Afganistán, donde se juega su futuro", afirmó Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores.

En opinión de Lavrov, "todo depende de las prioridades de la OTAN: si la prioridad es el apoyo al decaído régimen de (el presidente georgiano, Mijaíl) Saakashvili en perjuicio de la asociación con Rusia, no es culpa nuestra".

Lavrov rechazó la declaración emitida el martes por los ministros de Exteriores de los países aliados, en los que se tachaba de "desproporcionada" la acción militar rusa en Georgia.

El ministro ruso criticó a la OTAN por "intentar convertir al agresor en víctima, justificar al régimen criminal, salvar a un régimen que se hunde y apostar por el rearme" de Georgia.

Esta semana la Marina de Guerra rusa anunció que sus buques no participarían en las maniobras navales internacionales "Open Spirit-2008" en aguas del mar Báltico. Esas maniobras se realizan desde 1997, dentro del programa de asistencia de la OTAN a los países bálticos para la limpieza de sus aguas territoriales de artefactos explosivos de tiempos de la Primera y Segunda Guerras Mundiales.

Anteriormente, EEUU y el Reino Unido cancelaron su participación en el ejercicio naval conjunto con Francia y Rusia "FRUKUS-2008" en el mar de Japón, que debía realizarse entre el 15 y el 23 de agosto.

Comienza la retirada

 

Por otro lado, las tropas rusas comenzaron a retirarse de la ciudad georgiana de Gori, un lugar estratégico situado entre la capital del país, Tiblisi, y la capital de la región separatista de Osetia del Sur, Tsjinvali, y por tanto uno de los puntos calientes en el conflicto en el Cáucaso.

Según informó un portavoz del Ministerio ruso de Defensa, citado por la agencia Interfax, "unidades de las fuerzas de seguimiento que fueron previamente desplegadas en la zona conflictiva están siendo retiradas ahora".

Etiquetas