Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

LA CASA BLANCA ENFRÍA AÚN MÁS SUS RELACIONES CON MOSCÚ

Rice afirma que Rusia se encamina al "aislamiento y la irrelevancia"

La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, lanzó este jueves un duro ataque contra Rusia, a la que acusó de mantener un comportamiento cada vez más "autoritario en casa" y cada vez "más agresivo en el exterior".

En un discurso pronunciado ante la German Marshall Foundation, Rice, una experta en la antigua Unión Soviética, advirtió de que Moscú se encuentra encaminada al "aislamiento y la irrelevancia" por actos como la invasión de Georgia de agosto pasado.

"El ataque contra Georgia ha cristalizado el curso que los líderes rusos han emprendido y nos ha llevado a un momento crítico para Rusia y el mundo", declaró la secretaria de Estado.

Las palabras de Rice representan una dura advertencia contra Moscú y apuntan a un endurecimiento de la política de EEUU hacia ese Gobierno.

Las relaciones entre ambos países ya registraban un enfriamiento gradual en los últimos años debido a asuntos como el escudo antimisiles que EEUU desplegará en Europa del Este, pero desde los acontecimientos en Georgia han quedado prácticamente heladas.

Rice citó la "intimidación" que Rusia aplica a los Estados soberanos vecinos, el "uso del petróleo y el gas como arma política", su "amenaza de apuntar a naciones pacíficas con sus armas nucleares", y su venta de armamentos a grupos y naciones que amenazan la seguridad internacional, entre otros.

Según Rice, "lo más preocupante es que estos actos forman una pauta de comportamiento cada vez peor en los últimos años". "Esta pauta es de una Rusia cada vez más autoritaria en casa y cada vez más agresiva en el exterior", sostuvo.

El objetivo estratégico para EEUU ahora es hacer comprender a Rusia que, con su actuación, "se está autoimponiendo un aislamiento" y una pérdida de peso y de relevancia en el ámbito internacional.

En este sentido, aludió a los intentos de Moscú de aumentar su influencia en América Latina al cultivar sus relaciones con regímenes populistas de izquierda como los de Venezuela o Nicaragua.

En concreto, mencionó las recientes maniobras conjuntas desarrolladas entre Venezuela y Rusia para afirmar que "tenemos confianza en que nuestros lazos con nuestros vecinos, que buscan una mejor educación, mejor sanidad, mejor empleo y mejor vivienda, no se verán disminuidos por unos pocos bombarderos 'Blackjack' (rusos) que visitan una de las pocas autocracias en América Latina".

También remarcó que el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, y el grupo radical palestino Hamás han sido los únicos en reconocer la independencia de Osetia del Sur, la región secesionista georgiana a la que respalda Rusia.

"Una palmadita en la espalda de Daniel Ortega y Hamás no es precisamente un triunfo diplomático", agregó la secretaria de Estado, que insistió en que Estados Unidos y la Unión Europea no cederán en este asunto.

"Por nuestro bienestar, y el del pueblo ruso, que se merece una mejor relación con el resto del mundo, Estados Unidos y Europa no podemos permitir que Rusia obtenga ningún beneficio con sus agresiones. Ni en Georgia ni en ningún sitio", declaró.

Etiquetas