Despliega el menú
Internacional

CUBA

Raúl Castro anuncia más sacrificos para los cubanos

"Aquí no sobra nada, generalmente, sobran problemas", dijo el presidente cubano durante el aniversario del 26 de julio. El presidente de Cuba, el general Raúl Castro, continúa fiel a su estilo. Su discurso por el aniversario del asalto al cuartel del Moncada fue corto, conciso, centrado en los problemas económicos de la isla.

Tampoco hizo grandes anuncios, salvo el de que en los próximos días habrá más reuniones del Gobierno, el partido y el Parlamento donde se explicará un nuevo ajuste, el segundo de un año que no está para tirar cohetes ni para consignas de 'Patria o Muerte' sino para seguir trabajando duro en la recuperación de la vivienda, la necesidad de producir la tierra para sustituir importaciones costosas -lo que insistió en definir como asunto de seguridad nacional- y la distribución de los recursos hidráulicos.

La suma de la crisis internacional, los tres devastadores huracanes del año pasado, los costos del bloqueo estadounidense y el derroche de algunos recursos y la bajada abrupta de los precios del níquel, una de las principales fuentes de ingresos de divisas junto con el turismo, las remesas y la exportación de servicios médicos, han sumido a la economía cubana en un profundo pozo.

Los dirigentes comunistas esperan salir de él con más organización, trabajo y planificación. Por eso, en el primer semestre el gobierno recortó su presupuesto en un 6% para reducir gastos en inversiones, importaciones, y un plan de ahorro energético que tiene a las empresas de isla sin aires acondicionados la mitad de la jornada laboral. También se rebajó la previsión de crecimiento a un 2,5%.

Hoy, Raúl abordó el asunto sin entrar en detalles. Pero adelantó que los nuevos recortes se analizarán el martes en la reunión del Consejo de Ministros, un día después en otra con el del "séptimo pleno" del Comité Central del gobernante Partido Comunista de Cuba y el 1 de agosto en la sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional (Parlamento) que se pronunciará sobre el " Proyecto de ley de la Contraloría General de la República, órgano que contribuirá a elevar la exigencia en el cumplimiento de las legislación vigente y en materia de control por todas las estructuras de dirección del país".

Durante su discurso ante 200.000 holguineros e invitados a la celebración del 56 aniversario del asalto al Cuartel Moncada en Santiago de Cuba, el gobernante afirmó que el gabinete estudiará para su aprobación "el segundo ajuste de los gastos previsto en el plan de este año a causa de los efectos de la crisis económica mundial en nuestra economía".

Los ministros tendrán que lidiar "en particular la reducción significativa de los ingresos provenientes de las exportaciones y las restricciones adicionales para acceder a fuentes de financiamiento externo", agregó el ex ministro de Defensa de 78 años.

Raúl, muy centrado en las cuestiones internas, comentó la importancia de la puesta en marcha de la primera etapa del trasvase de agua interprovinciales este-oeste, un proyecto de gran envergadura para el "presente" y el "futuro" de la isla que ha soportado y se prevé que volverá a soportar periodos de sequía de tres años seguidos en zonas del norte de Holguín y en Santiago de Cuba, ambas provincias en el oriente de la isla comunista.

El mandatario valoró positivamente la reforma agraria emprendida para entregar en usufructo tierras ociosas. Indicó que de las 110.000 solicitudes presentadas se han aprobado unas 82.000, lo que representa la entrega de unas 690.000 hectáreas.

Sin embargo, insistió en que es de "primera prioridad estratégica, un tema de seguridad nacional", hacer producir cada terreno ocioso, aunque sea a la antigua. "No podemos sentirnos tranquilos mientras exista una sola hectárea y alguien esperando por respuesta para hacerla producir", planteó.

"Realmente han sido meses difíciles y de arduo trabajo de un extremo al otro de la nación. En todo el país se ha puesto de manifiesto la capacidad de resistencia, organización y solidaridad de nuestro pueblo".

"Con unidad monolítica forjada en el crisol de la lucha bajo la dirección de Fidel Castro, y sin importar el tamaño de dificultades y peligros" el pueblo cubano "es capaz de vencer todas las dificultades por grandes que sean, no sólo en la agricultura, sino en todas las ramas de la economía", enfatizó Raúl Castro.

Etiquetas