Despliega el menú
Internacional

COREA DEL NORTE

Pyongyang quiere un diálogo nuclear directo con EE. UU.

Corea del Norte apostó por un diálogo bilateral directo con Estados Unidos para negociar su desnuclearización en sustitución de las conversaciones a seis bandas, que implican a países como Japón, Corea del Sur o China.

El ministerio de Exteriores del régimen comunista dijo que puede haber nueva forma de diálogo nuclear "específico", en referencia a esas eventuales conversaciones con EE. UU., y reiteró su rechazo a las conversaciones multipartitas, que están paralizadas desde 2008. "Hay una forma específica y reservada de diálogo para solucionar la actual situación", recalcó el Ministerio norcoreano en un comunicado, según informó la agencia oficial KCNA.

Esas declaraciones llegan después de que el embajador norcoreano en Naciones Unidas, Sin Sun-ho, sugiriera este viernes en Nueva York que su país quiere iniciar un diálogo directo con el Gobierno de Barack Obama.

Pyongyang reafirmó su decisión de no volver al diálogo a seis bandas y justificó su actitud debido a la aprobación de sanciones de la ONU contra el lanzamiento "con fines pacíficos" de su cohete de largo alcance el pasado abril, hecho que, según el país comunista, derrumbó los principios de respeto a la soberanía y la igualdad de ese diálogo nuclear.

El proceso a seis bandas, abierto en 2003, está estancado desde diciembre de 2008, debido a una falta de consenso respecto a la verificación del proceso de desnuclearización de Pyongyang.

En abril Corea del Norte anunció su abandono de esas negociaciones en protesta por la condena de la ONU al lanzamiento de ese cohete, que se sospecha fue la prueba encubierta de un misil de largo alcance.

Otros países participantes en el diálogo nuclear, que son EE. UU., China, Japón, Rusia y Corea del Sur, sostienen que la reunión multipartita es la forma idónea para poner fin a las ambiciones nucleares del país comunista.

En una entrevista este domingo con la cadena estadounidense NBC, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, aseguró que la reunión a seis bandas es la forma apropiada para la desnuclearización norcoreana e instó a Pyongyang a volver a la mesa de negociaciones.

Por su parte, el Gobierno de Tokio reiteró hoy que la desnuclearización norcoreana debe negociarse en el proceso a seis bandas, aunque aceptó la posibilidad de otras formas de diálogo siempre y cuando se den en ese marco multilateral.

Corea del Sur también urgió a Corea del Norte a un pronto regreso a la reunión a seis bandas, aunque precisó que su Gobierno no se opone a un diálogo directo entre Pyongyang y Washington si se lleva a cabo en estrecha coordinación con Seúl.

Esta es la primera vez que Corea del Norte sugiere un diálogo directo con EEUU desde que Barack Obama asumió la Presidencia en enero.

Desde entonces el país comunista no ha cejado en sus provocaciones, incluido un segundo ensayo nuclear el 25 de mayo que vino acompañado del lanzamiento de varios misiles de corto alcance.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el 12 de junio una nueva resolución contra el régimen norcoreano que amplía el embargo de armas y el bloqueo de activos a Corea del Norte, además de autorizar la inspección de barcos y aviones sospechosos de transportar armamento para Pyongyang.

La pasada semana los países miembros que participaron en el foro regional de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) se unieron a la petición de las naciones del diálogo a seis para que Pyongyang regrese a las negociaciones multipartitas.

Los analistas surcoreanos no descartan que EEUU inicie ese diálogo directo con Pyongyang para negociar la liberación de dos periodistas estadounidenses que están detenidas en Corea del Norte desde el 17 de marzo y fueron condenadas a doce años en campos de trabajo.

Etiquetas