Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CASO MADELEINE

Portugal permite un libro sobre Madeleine

La obra, escrita por Gonçalo Amaral, ex comisario que investigó el caso, relaciona la muerte de la niña con los padres y fue prohibido en 2009.

Nueva foto de la pequeña Madeleine facilitada por sus padres.
Tres años ya sin Madeleine
HERALDO

El Tribunal de Relación de Lisboa ha anulado  la prohibición de venta del libro sobre el caso Madeleine escrito por el ex comisario que lo investigó, Gonçalo Amaral, el cual relaciona a los padres de la menor británica con su hipotética muerte.

La abogada de los padres de Madeleine McCann, Isabel Duarte, confirmó la decisión, contraria a la demanda interpuesta por sus clientes.

La madre de la niña, Kate McCann considera "increíble" esta resolución judicial, según ha declarado la abogada, que está estudiándola para ver las posibles medidas a adoptar.

Madeleine desapareció el 3 de mayo de 2007 en el sur de Portugal y sus padres organizaron una campaña mediática mundial para buscarla, aunque Amaral sugiere en su libro, aparecido un año después, que la niña pudo morir de forma accidental y el cadáver fue ocultado.

La obra, 'Maddie, la verdad de la mentira', fue suspendida de forma cautelar el 9 de septiembre de 2009 y la prohibición de venta en Portugal, extendida también a sus traducciones en otros países, fue confirmada el pasado 18 de febrero, cuando el Tribunal Civil de Lisboa dio la razón a la denuncia por difamación y daños morales que habían interpuesto los padres.

La pareja de médicos británicos, que preparaba otras acciones judiciales y petición de indemnización contra Amaral por la repercusión de su libro, está en desacuerdo con esta nueva decisión judicial, subrayó su abogada.

Amaral también queda liberado de la prohibición de dar conferencias o hablar en público de su obra, la cual le había sido impuesta por el mismo fallo del Tribunal Civil.

El ex inspector, que se jubiló anticipadamente a raíz de este caso, no logró probar la implicación de los padres en la supuesta desaparición de la niña según la Fiscalía General portuguesa, que cerró la investigación el 21 de julio de 2008 y exculpó a los McCann de las sospechas formales en su contra.

La pareja siempre defendió su inocencia y acusó a Amaral no sólo de haberles hecho un gran daño moral sino de haber entorpecido, con sus acusaciones, la búsqueda de la niña.

En mayo pasado, con motivo del tercer aniversario de la desaparición de Madeleine, los McCann volvieron a aparecer en varios canales europeos de televisión y medios impresos para insistir en que creen viva a su hija y pedir ayuda para buscarla.

La niña desapareció mientras dormía con dos hermanos gemelos menores en un apartamento turístico de Playa de la Luz, en el Algarve, cuando sus padres cenaban en un restaurante cercano con un grupo de amigos.

En su libro, que recoge los principales datos de la investigación policial, Amaral reconstruye lo que pasó aquella noche y cita diversas declaraciones e indicios que sugieren una conspiración de los padres para ocultar la muerte de Madeleine.

La menor desapareció cuando iba a cumplir cuatro años, y sus padres organizaron una campaña sin precedentes en medios de comunicación de todo el mundo que recaudó varios millones de euros en donaciones para buscarla.

La pareja abandonó Portugal en septiembre de aquel año tras ser declarados sospechosos en el caso pero volvió después a Lisboa en varias ocasiones para asistir al juicio contra Amaral.

Etiquetas