Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

RECORTES EN LA ENSEÑANZA

Policías y ciudadanos se enfrentan en Grecia

Manifestación en Grecia
Policías y ciudadanos se enfrentan en Grecia
AFP PHOTO

La policía antidisturbios griega hizo uso de gases lacrimógenos para dispersar a un grupo de manifestantes que participaron en una protesta contra los recortes en la enseñanza pública y detuvo a cinco personas. El incidente ocurrió frente al Parlamento heleno, en el centro de la capital, durante una marcha de protesta convocada por organizaciones izquierdistas de los estudiantes universitarios y a la que acudieron varios cientos de manifestantes. La policía llevó a cabo cinco detenciones provisionales de presuntos participantes que arrojaron piedras y cocteles molotov contra las fuerzas del orden apostadas a las afueras del Parlamento.

La protesta se lleva a cabo días previos al segundo aniversario del asesinato por parte de un policía de un adolescente griego en el centro de Atenas, que desató en diciembre de 2008 y enero de 2009 protestas callejeras multitudinarias que se propagaron a otras ciudades europeas.

El policía fue condenado hace dos meses por un tribunal a cadena perpetua y otro colega suyo a trece años de cárcel por participar en la muerte.

Durante la manifestación, los participantes llevaban carteles de solidaridad con los estudiantes británicos que se ha rebelado contra el aumento del coste de los estudios. La policía también tuvo que intervenir para bloquear a una parte de los manifestantes que intentó acercarse a la embajada británica en Atenas, situada a unos 500 metros del Parlamento.

Centenares de estudiantes protestaron contra los cambios en la educación universitaria, argumentando que se reducirán los fondos y portaban pancartas en las que se leían: "No seremos nosotros quienes paguemos la crisis" y "Exigimos que la enseñanza continúe teniendo carácter público".

Los estudiantes también protestaron contra el programa de ajuste presupuestario de tres años firmado por el gobierno socialista en abril con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir un préstamo de 110.000 millones de euros que salvó al país de la quiebra.

Etiquetas