Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

LENTO AVANCE EN WAZIRISTÁN

Pakistán ordena el cierre de escuelas y universidades tras el atentado

El Gobierno paquistaní ha ordenado el cierre temporal de todos los centros educativos del país después de que seis personas murieran en un doble atentado suicida contra una universidad situada a las afueras de Islamabad, informaron hoy los medios del país.

Las fuerzas de seguridad se desplegaron alrededor de varias instituciones de enseñanza por todo el país, en una jornada en la que se han registrado manifestaciones de estudiantes en ciudades como Karachi y Hyderabad, en el sur paquistaní, o en la localidad oriental de Lahore.

Muchas escuelas y universidades ya habían cerrado sus puertas por temor a ataques después de que el Ejército iniciara el pasado sábado una operación a gran escala contra la insurgencia en la región tribal de Waziristán del Sur, principal feudo de los talibanes paquistaníes.

La Universidad Islámica Internacional, objetivo del atentado, reabrirá sus puertas el próximo lunes, informó el rector del centro educativo, Anwar Hussain Sidiqui.

Esta previsto que ese mismo día también vuelvan a impartir clase la mayoría de instituciones de enseñanza del país, mientras que los centros universitarios de la provincia de Sindh (sureste) lo harán el jueves, según el canal privado "Geo TV".

Además de la ofensiva en Waziristán, el Ejército de Pakistán se enfrenta a los insurgentes en el valle de Swat y otras zonas del noroeste del país, donde desde finales de abril 1.700 extremistas han perdido la vida.

En las últimas semanas, Pakistán ha sufrido una ola de atentados terroristas que ha dejado casi 200 muertos en diversos puntos del país.

 

Piden a la OTAN que selle la frontera

Los helicópteros del Ejército paquistaní volvieron a atacar este miércoles las bases talibán cercanas a la frontera afgana mientras el Ejército ha pedido a las fuerzas de la OTAN que "sellen" la frontera para impedir el movimiento transfronterizo de los milicianos y el flujo de armas.

Las fuerzas gubernamentales se enfrentaron con cierta resistencia, pero el enfrentamiento se ha intensificado mientras los soldados se acercan a los principales feudos de los milicianos en las montañas. Así, el Ejército atacó los feudos de Makeen y Ladha con helicópteros y artillería, según indicaron responsables de seguridad.

El Ejército informó del duro enfrentamiento que se produjo por el control de la ciudad de Kotaki, lugar de nacimiento de Mehsud y del jefe talibán paquistaní, Hakimulá Mehsud. Las fuerzas de seguridad se hicieron con el control, por un breve período de tiempo, de esta ciudad, pero los talibán la retomaron después de un contraataque.

El primer ministro de Pakistán, Yusuf Raza Gilani, presidió un Consejo de Ministros y prometió la "resolución" del Gobierno para erradicar la militancia del país. Gilani también aseguró al país y a la comunidad internacional que la infraestructura nuclear de Pakistán es segura y que "los terroristas no suponen una amenaza para su seguridad".

Mientras, el Ejército pidió a las tropas de la OTAN presentes en Afganistán que "sellen" la frontera "para impedir movimiento transfronterizo y el flujo de armas". Así, el jefe del Estado Mayor, general Tariq Majid, hizo esta petición durante la conversación que mantuvo con el jefe del Estado Mayor británico, sir Jock Stirrup.

Los diarios paquistaníes han informado durante los últimos días que las fuerzas de la OTAN habían abandonado sus puestos fronterizos frente a Waziristán del Sur, indicando así la posibilidad de que los talibán afganos puedan alcanzar al país para ayudar a sus compañeros paquistaníes.

Majid pidió una "sincronización de los esfuerzos por las dos partes y compartir a tiempo real los datos de los servicios de inteligencia con referencias a las operaciones actuales", según un comunicado del Ejército emitido a última hora de ayer, que señala que al menos 115 milicianos y 16 soldados han muerto desde que comenzara la ofensiva el pasado sábado, aunque no existe una confirmación independiente.

Por otro lado, un comandante talibán, Qari Husain Mehsud, apodado 'el mentor de los terroristas suicidas', llamó hoy a la BBC para asumir la responsabilidad del doble atentado suicida de ayer contra la Universidad Islámica de Islamabad, y aseguró que los milicianos consideran que todo Pakistán "es zona de guerra en la actualidad".

Etiquetas