Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

TENSIÓN

Otorgan a Gbagbo la victoria en Costa de Marfil

El Consejo Constitucional marfileño ha anunciado el triunfo del actual presidente un día después de que la CEI otorgara la victoria a su rival.

Un joven sostiene los periódicos del día, que expresan la confusión reinante en el país.
Otorgan a Gbagbo la victoria en Costa de Marfil
AFP PHOTO

El Consejo Constitucional de Costa de Marfil ha anunciado la victoria en las elecciones presidenciales del actual jefe del Estado, Laurent Gbagbo, con lo que anula los resultados difundidos previamente por la Comisión Electoral Independiente que daban el triunfo al opositor Alassane Ouattara.

Según dijo a los periodistas el presidente del Consejo, Paul Yao N'Dré, Gbagbo habría obtenido un 51,5% de los votos y Ouattara un 48,5%, mientras que el jueves la CEI señaló que Ouattara tenía el 54% y Gbagbo el 46%, lo que puede provocar un aumento de la tensión que ya existe en el país.

N'Dré, aliado político y familiar de Gbagbo, dijo que el Consejo había atendido las impugnaciones del Frente Popular Marfileño (FPI) del gobernante y anuló los resultados en siete circunscripciones del norte, donde Ouattara tenía una amplia mayoría, lo que había dado al vuelta al resultado.

Previamente, en una conferencia de prensa, la Agrupación de Hufuetistas para la Democracia y el Desarrollo (RHDP), coalición de cuatro partidos que ha apoyado a Ouattara en las elecciones, afirmó que rechazará todo intento de anular los resultados.

También advirtió de que existe el riesgo de que se "reanude la guerra civil", que dividió el país entre 2002 y 2007, si los seguidores de Gbabgbo se empeñan en proclamarle vencedor.

Máxima tensión

Este jueves, las Fuerzas Armadas y de Seguridad anunciaron el cierre de las fronteras terrestres, marítimas y aéreas del país, mientras el Consejo Nacional de Comunicaciones prohibía la difusión de las emisiones de radio y televisión extranjeras.

Además, sigue en vigor, al menos hasta el domingo próximo, el toque de queda nocturno decretado por el Gobierno.

La incertidumbre y el temor a una confrontación civil van en aumento en el país, donde el Ejército, leal a Gbagbo, controla el sur, mientras el norte está en poder de la milicia de las Fuerzas Nuevas, partidarias de Ouattara, que no se desarmó tras la guerra.

Un contingente de unos 8.000 soldados de la Misión de Naciones Unidas en Costa de Marfil (ONUCI) mantiene la paz en el país y sirve de barrera para evitar confrontaciones entre los militares y las Fuerzas Nuevas.

Etiquetas