Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

OTAN

OTAN, lista para dar prioridad a la evacuación

La OTAN afirma que está lista para hacer frente a cualquier situación en Libia y que la seguridad de los ciudadanos extranjeros es fundamental

La OTAN afirmó hoy que estará preparada para afrontar "cualquier eventualidad" en Libia, si bien por ahora no quiere obstaculizar el proceso de evacuación de ciudadanos extranjeros, cuya seguridad es la máxima prioridad.

"Seguiremos realizando consultas a fin de estar preparados para cualquier eventualidad", señaló el secretario general, el danés Anders Fogh Rasmussen, en un breve comunicado tras una reunión de urgencia de los embajadores de la Alianza para discutir el agravamiento de la situación en Libia.

La OTAN "continuará supervisando de cerca la situación en coordinación con otras organizaciones internacionales", añadió Rasmussen en referencia sobre todo a posibles decisiones que pueda tomar Naciones Unidas.

Los embajadores discutieron principalmente el proceso de evacuación de ciudadanos extranjeros y cómo garantizar su seguridad, indicaron fuentes diplomáticas.

La evacuación es la "prioridad absoluta" en estos momentos, añadieron las fuentes, en un proceso en el que todos los países están cooperando para sacar de Libia a miles de ciudadanos extranjeros, sin importar su nacionalidad, en los aviones y barcos que pueden enviar a ese país.

El objetivo es "proteger la seguridad" de los ciudadanos extranjeros y "que ninguna acción de la OTAN perjudique la evacuación", recalcaron.

La "seria" situación en Libia "afecta la seguridad de miles de ciudadanos", incluyendo nacionales de los países de la OTAN, recalcó Rasmussen en su breve comunicado.

La Comisión Europea indicó el jueves que todavía quedaban en Libia entre 5.000 y 6.000 ciudadanos de la Unión Europea, si bien en las últimas horas han seguido saliendo barcos y aviones con extranjeros, no solo europeos sino también estadounidenses, chinos y de muchas otras nacionalidades.

La reunión de hoy en la OTAN fue estrictamente informativa y no se trataron cuestiones de planeamiento operativo, por lo que ningún país planteó peticiones concretas para enviar medios militares a la zona, según afirmaron las fuentes diplomáticas.

La ministra española de Defensa, Carme Chacón, había dicho anteriormente en Madrid que España iba a pedir el despliegue de aviones de vigilancia AWACS de alerta temprana y la concentración de buques para intensificar la vigilancia en aguas del Mediterráneo central, frente a la costa libia.

Debido al carácter informativo de la sesión, hoy tampoco se discutió sobre la posibilidad de implantar una zona de exclusión aérea en Libia para impedir que la aviación del líder de ese país, Muamar el Gadafi, bombardee zonas civiles.

Una posible acción de este tipo dependería totalmente de que hubiera una decisión en este sentido del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. "Es muy precipitado que la OTAN pueda pensar ahora en esto", recalcó una fuente.

La OTAN seguirá atenta a las decisiones que se puedan tomar en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y continuará debatiendo la situación en Libia durante las reuniones de la próxima semana.

Los ministros de Defensa de la Alianza celebrarán una reunión informal en Bruselas los próximos 10 y 11 de marzo, aunque la enorme volatilidad de la situación en Libia no permite prever que para entonces haya decisiones que tomar.

Rasmussen anunció la convocatoria de la reunión en Budapest, durante una breve visita que realizó esta mañana, donde dijo que la intención de la OTAN es ver "cómo podemos ayudar a las personas y limitar las consecuencias de los incidentes".

Sin embargo, Rasmussen no había querido entrar en detalles sobre las opciones que baraja la organización, ya que "la prioridad debe ser la evacuación de personas y, quizás, la ayuda humanitaria".

"La OTAN tiene a su disposición algunos activos que pueden ser útiles en el esfuerzo de coordinación", se había limitado a señalar.

La Unión Europea también estudia la imposición de una zona de prohibición de vuelos militares en Libia, para lo que espera igual que la Alianza Atlántica una decisión al respecto del Consejo de Seguridad de la ONU.

Etiquetas