Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ISRAEL

Olmert descarta dimitir y pide tiempo para demostrar su inocencia

Las declaraciones son la respuesta de Olmert a las palabras de su ministro de Defensa y principal socio de la coalición de Gobierno, Ehud Barak, que le exigió públicamente que cese en su cargo hasta que se aclare las sospechas de soborno que pesan sobre él.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, defendió su cargo, un día después de que su ministro de Defensa, el laborista Ehud Barak, amenazase con forzar unos comicios anticipados si el líder no dimitía por las investigaciones de corrupción que actualmente pesan sobre él. Olmert pidió tiempo a su partido, el Kadima, para demostrar su inocencia y que es víctima de una "injusticia". Sin embargo, la ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, posible sucesora de Olmert, instó a la formación a prepararse "para cualquier eventualidad, incluidas las elecciones".

Olmert tiene al enemigo en casa y la coalición del Ejecutivo ya no es tan sólida. En los sondeos, comienzan a pasarle factura las sospechas que pesan sobre él y que actualmente investiga la justicia, y las críticas directas de miembros de su gabinete le han obligado a defender ante sus de momento compañeros su gestión. "Se me ha hecho una injusticia y es ilógico que un primer ministro tenga que ser derribado por algo como esto", señaló a los miembros del Kadima.

En este sentido, replicó los últimos testimonios que le implican con la entrega de 150.000 dólares para financiar sus campañas electorales para advertir de que demostrará "que estas cosas nunca fueron así y nunca existieron". De momento, el primer ministro ya ha iniciado conversaciones con el titular de Transportes, Shaul Mofaz, una alianza que podría valerle el puesto, ya que también cuenta con el respaldo del secretario de su gabinete y de otros socios.

Preparados para todo

Algunas fuentes políticas sitúan a la ministra de Asuntos Exteriores como la opción preferida por Barak como futura jefa del Ejecutivo. Precisamente Livni habló hoy para anticipar que todo puede pasar en la crisis actual, según informaciones del diario 'Haaretz' recogidas por otr/press, ya que "Kadima necesita estar preparado para cualquier eventualidad, incluidas unas elecciones".

En declaraciones durante un encuentro con periodistas en Jerusalén, Livni dijo que "la realidad cambió desde ayer", en referencia a la comparecencia de Barak, y que por tanto la formación gobernante ha de "tomar decisiones de lo que va a hacer". "Es imposible ignorar los hechos de los últimos días", apuntó.

En su opinión, la polémica que envuelve a Olmert "no es sólo legal", ya que tiene vínculos con "los valores y las normas y su influencia en la confianza de la población". Livni también aprovechó la ocasión para defender las primarias como método para elegir un hipotético nuevo líder porque entiende que supone "implicar al público en la elección, lo que podría devolver la confianza al Kadima". 

Etiquetas