Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CAMINO HACIA LA CASA BLANCA

Obama reconoce "serios desafíos" para su Gobierno y lanza un mensaje de unidad

Dos días antes de jurar el cargo y ante una entusiasta muchedumbre que asistía a un multitudinario concierto en su honor en pleno centro de Washington, el presidente electo, Barak Obama, reconoció los desafíos que enfrentará al tiempo que lanzó un mensaje de esperanza y unidad para EE.UU.

Obama y su esposa ante el monumento a Lincoln
Obama reconoce "serios desafíos" para su Gobierno y lanza un mensaje de unidad
REUTERS/Jason Reed

El mandato del que será el primer presidente negro del país, Barak Obama comienza con dos guerras abiertas y una grave crisis económica, unos desafíos "tan serios como pocas generaciones han tenido que afrontar". Sin embargo, entre las ovaciones de las cerca de 400.000 personas que, según la Policía de Washington acudieron al concierto, Obama fue positivo al asegurar: "Podemos lograr cualquier cosa. No hay obstáculo que pueda interponerse en el camino de millones de voces que exigen un cambio".

El presidente electo, que jurará su cargo en las escalinatas del Capitolio el próximo martes, incidió en los temas que definieron su campaña electoral al instar a los estadounidenses a mantenerse unidos por encima de las diferencias de partido, religión o raza, y a conservar la esperanza. "Si nos podemos reconocer los unos en los otros y unirnos... no solamente recuperaremos la esperanza y la posibilidad en lugares donde se ansiaban, sino que también, quizás, mejoraremos nuestro país", dijo Obama.

Pero, también advirtió contra las expectativas de sus seguidores, que en algunos casos parecen rozar lo mesiánico y esperan que enderece el camino del país apenas llegue al Despacho Oval.

Resolver los problemas llevará tiempo y "nuestro camino será largo", advirtió. "No voy a fingir que será fácil acometer cualquiera de estos desafíos. Llevará más de un mes, o de un año, probablemente muchos. A lo largo del camino habrá reveses, y pasos en falso, y días que nos pondrán a prueba como país", sostuvo.

Pese a todo, insistió, si los estadounidenses se mantienen unidos lograrán salir adelante. "Lo que me da esperanza", declaró, "son ustedes". "Han demostrado una vez más que la gente que ama este país puede cambiarlo", sostuvo.

Muchos de los asistentes habían desafiado el frío cercano a los cero grados de temperatura para acercarse desde horas antes a la zona del concierto. La Policía había advertido que si el recinto alcanzaba la plena capacidad cerraría el acceso, algo que sucedió media hora antes del comienzo.

 

Multitudinario concierto con Bruce como estrella

El evento contaba entre sus participantes con un largo elenco de estrellas como Bruce Springsteen, Shakira, Stevie Wonder y James Taylor. Personalidades como el golfista Tiger Woods, el político Martin Luther King III y los actores Denzel Washington y Tom Hanks leyeron pasajes históricos en el acto, con el que comenzaron los cuatro días de festejos en la capital de EE.UU. para conmemorar la investidura del nuevo presidente.

Los festejos tuvieron un preludio ayer con un trayecto en tren de Obama desde Filadelfia, donde se redactó la Constitución de EE.UU., hasta Washington, en un eco del viaje que llevó al presidente Abraham Lincoln a la capital para ocupar la Casa Blanca.

Antes de asistir al concierto, el futuro mandatario acudió junto a su vicepresidente, Joe Biden, al Cementerio Nacional de Arlington para depositar una corona de flores sobre la tumba del Soldado Desconocido, y asistió a un servicio religioso en una de las iglesias negras de más raigambre en la ciudad.

Obama y Biden tienen previsto participar junto a sus familias en una serie de actos de voluntariado para conmemorar el Día de Martin Luther King, el gran defensor de los derechos civiles. Obama completará este lunes su último día como presidente electo con tres cenas en honor de personajes que, a juicio de su equipo, han contribuido a superar las divisiones entre los partidos: su rival republicano en las elecciones, John McCain; el ex secretario de Estado Colin Powell y el propio Biden.

El martes, el futuro mandatario será recibido por el presidente saliente, George W. Bush, en la Casa Blanca, antes de trasladarse al Capitolio para la jura del cargo, para lo que empleará la Biblia que utilizó Lincoln.

Etiquetas