Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

LÍBANO

Nuevos combates al sureste del país mientras regresa la calma a Trípoli y Beirut

Partidarios del grupo chií Hezbolá y seguidores del dirigente druso Walid Yumblat, miembro de la mayoría parlamentaria libanesa antisiria, se enfrentaron este domingo en el sureste del Líbano, después de que cesaran los combates en la ciudad septentrional de Trípoli.

Por el momento, los enfrentamientos continúan en varias localidades de la zona montañosa de Aley, al sureste de Beirut, una región de mayoría drusa.

Medios de comunicación libaneses informaron de que los choques tienen lugar en las localidades de Aitat, Kayfun, Baisun, Maite y en Chueifat, todas ellas en Aley, en la región del Monte Líbano.

En declaraciones a la televisión libanesa, Walid Yumblat afirmó que ha mantenido contactos con el presidente del Parlamento y dirigente de la oposición, el chií Nabih Berri, para apaciguar la situación en la zona.

Según Yumblat, ambos han acordado encargar al dirigente druso Talal Arslan -rival del primero y que mantiene buenas relaciones con los chiíes- la gestión del conflicto en la zona del Monte Líbano, en el sureste del país.

Por su parte, Arslan dijo en un discurso televisado que ha pedido a los militantes de la oposición el cese inmediato de los enfrentamientos y la entrega de las armas, al tiempo que se ha puesto en contacto con el Ejército para que se despliegue en la zona.

Mientras, en Trípoli, escenario de combates en las últimas horas, la situación se ha tranquilizado, así como en Beirut, donde la situación este domingo fue de calma y normalidad.

Etiquetas