Internacional
Suscríbete

REVUELTA POPULAR EN SIRIA

Nuevos actos de represión del régimen sirio dejan al menos 32 muertos

Según los activistas, la mayoría de los heridos están muriendo porque no se atreven a trasladarse a un hospital por miedo a las fuerzas de la seguridad.

Manifestantes afectos al régimen de Bachar al Assad gritan durante una concentración en Damasco
Nuevos actos de represión del régimen sirio dejan al menos 32 muertos
EFE

Al menos 32 personas murieron este viernes y muchas otras resultaron heridas en una nueva jornada de represión de las protestas contra el régimen de Bashar al Assad en Siria, mientras la oposición pidió ayuda a los desertores del Ejército para reducir la presión sobre los manifestantes.

Los activistas señalaron que al menos 12 opositores murieron y otras 30 personas resultaron heridas tras la protestas en Homs. "En la ciudad de Hama murieron ocho personas cuando las fuerzas de seguridad dispararon contra los manifestantes, mientras otros cuatro murieron en Daraa", según los activistas.

Según los activistas, la mayoría de los heridos están muriendo porque no se atreven a trasladarse a un hospital por miedo a las fuerzas de la seguridad.

Este viernes se celebraron grandes manifestaciones en Deir as Saur, kafr susa y Birset al Balad, en los alrededores de Damasco. Ya en la noche del jueves hubo protestas en varias ciudades. En videos colgados por los activistas en Internet se ve a jóvenes que corean 'Bye, bye, Bashar, te queremos ver (ante el Tribunal Penal Internacional) en La Haya'.

Mientras, los leales al presidente se enfrentaron en los últimos días con los desertores del Ejército en Al Rastán, en la primera confrontación de este tipo desde el inicio de las protestas contra el régimen hace seis meses.

Activistas basados en Líbano dijeron que aviones de guerra sirios fueron utilizados para bombardear las áreas de Talbisa y Al Rastan. Según la información, otro desertor murió este viernes en Homs al negarse a disparar contra los manifestantes.

El movimiento de protestas sirio pidió a los desertores del Ejército que intensifiquen sus operaciones para reducir la presión de las fuerzas de seguridad sobre los manifestantes, según un comunicado difundido este viernes por la llamada cúpula "revolucionaria".

Un representante de la oposición siria dijo también que el número de desertores militares es en tanto de varios miles.

La minoría alauita, a la que también pertenece el presidente, ocupa la mayoría de puestos de mando en el Ejército y en los distintos servicios de inteligencia.

Mientras, ocho grupos activistas de los derechos humanos, entre ellos Amnistía Internacional y Human Rights Watch, difundieron este viernes una carta en la que piden al Consejo de Seguridad de la ONU una resolución contra Siria por la violenta represión de las protestas.

La comunidad internacional tiene que actuar tras la muerte de 2.600 personas en los últimos meses, señala la misiva enviada a los embajadores ante la ONU de los 15 miembros del consejo. "Tras meses de violaciones de derechos humanos, que tienen que ser consideradas probablemente crímenes contra la humanidad, el Consejo de Seguridad tiene que activarse".

Las organizaciones piden una resolución que exija al régimen de Bashar al Assad que desista del uso de la violencia, que imponga un embargo de armas y que pida juicios para los autores de la represión. Naciones Unidas tiene que amenazar con consecuencias si el gobierno de Damasco no está dispuesto a ello, agregan.

El régimen sirio reprime violentamente las protestas desde hace meses. La ONU no ha emitido hasta ahora una resolución por la negativa de Rusia y China. Los cuatro países europeos en el Consejo de Seguridad -Reino Unido, Francia, Portugal y Alemania- lanzaron a comienzo de semana un nuevo intento. Por exigencia de los rusos, el borrador no contempla sin embargo sanciones. Moscú rechaza incluso la amenaza con multas a Siria.

Suiza agudizó hoy por su parte las sanciones contra Siria frenando las nuevas inversiones en el sector petrolero y parando la entrega de monedas y billetes recién acuñados al banco central.

Y en Estambul, representantes de diversos grupos opositores siguieron negociando sobre la formación de un consejo de transición que agrupe al mayor número de partidos y movimientos posible. Un opositor exiliado explicó que también están participando los Hermanos Musulmanes, proscritos en Siria, y las fuerzas liberales exiliadas.

Hasta ahora los principales motivos de división entre los opositores era la cuestión de si se debía o no exigir la instauración de una zona de exclusión aérea sobre Siria. De hecho, solo están de acuerdo en exigir la dimisión de Al Assad junto con la cúpula del aparato de seguridad.

Por otra parte, la embajada estadounidense en Damasco negó el rumor de que el coche del embajador Robert Ford hubiese atropellado en la víspera a un joven sirio después de que su convoy fuera atacado por una multitud enardecida. Eso no es siquiera posible, argumentó la legación, porque delante y detrás del auto del embajador viajaban vehículos de las fuerzas de seguridad sirias.

Las autoridades sirias se incautaron de una gran cantidad de armas y municiones en la frontera del país, que estaban siendo ingresadas de contrabando desde Líbano, informó la agencia de noticias SANA.

Etiquetas