Despliega el menú
Internacional

ORIENTE PRÓXIMO

Netanyahu propone frenar durante 10 meses parte de las obras en las colonias judías

Casi ocho meses después de convertirse en primer ministro de Israel, y acorralado ya por la impaciencia de Estados Unidos, Benjamin Netanyahu lanzó la primera propuesta formal de su mandato para suspender parcial y temporalmente el crecimiento de las colonias, aunque por los términos en que se expresó, más pareció que lo que ponía sobre la mesa era un nuevo desafío a los palestinos.

Con el beneplácito de su Gabinete obtenido minutos antes, el jefe del Gobierno judío comparecía en rueda de prensa con el grandilocuente anuncio de que Israel paralizará durante 10 meses la construcción en los asentamientos. Pero la as negociaciones significativas y alcanzar un histórico acuerdo de paz que ponga fin al conflicto". Si Barak Obama quería gestos sobre el terreno, pues ahí los tiene, venía a explicar el primer ministro, que en un comunicado previo ya había destacado que las medidas diseñadas permitirán a su país "exponer al mundo una verdad simple: el Gobierno de Israel quiere negociar con los palestinos y está dando pasos prácticos para conseguirlo".

Amigos

"Venid con nosotros a hacer la paz juntos ( ), muchos de nuestros amigos nos han dicho que, una vez que Israel diera el primer paso importante hacia la paz, los palestinos y los países árabes responderían", era, al cabo, el mensaje con el que Netanyahu quiso escenificar que la pelota está ahora en el tejado de sus convecinos. Y lo hacía sabiendo de antemano que la reacción de la ANP era de rechazo total a su propuesta, que constituye casi una caricatura de lo que los palestinos exigen en realidad para volver a dia, consideraba que la propuesta "se queda corta" con relación a las aspiraciones de los palestinos, que se encuentran sumergidos en una grave crisis política desde que su presidente, Mahmmud Abbás anunciara a principios de este mes que se retira harto del juego de Israel y de que Washington no presione lo suficiente para acabar con la ocupación.

Netanyahu, por su parte, tendrá que hacer frente a los partidos y grupos de extrema derecha, que hoy le acusaban de haberles "escupido en la cara" por "capitular" con relación a los asentamientos.

Etiquetas