Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

BOLIVIA

Morales considera que el referéndum de Santa Cruz es un fracaso "ilegal y separatista"

El referendo de Bolivia supone un momento crítico en el conflicto político que vive el país, donde el movimiento autonomista que lidera Santa Cruz está enfrentado al proyecto de refundación constitucionalista de Evo Morales.

Santa Cruz votó el domingo a favor de un nuevo estatuto de autonomía que dará a esta provincia boliviana competencias reservadas al Estado en materia de educación, seguridad, justicia y economía. La consulta contó con el apoyo del 86% de los votantes frente al 14% que lo rechazó, con un nivel de abstención cercano al 40%. Poco después de cerrar las urnas, el presidente de la República, Evo Morales, aseguró que la consulta fue un fracaso, calificándola de "ilegal y separatista".

La jornada de votación estuvo marcada por la violencia, con decenas de heridos en choques entre seguidores del Gobierno, que intentaron boicotear el referéndum, y simpatizantes autonomistas, que defendieron con piedras y palos los centros de votación.

Lejos de llamar a la calma, el Gobierno aseguró hoy que el estatuto de autonomía aprobado ayer en la provincia de Santa Cruz, el distrito más rico de este pobre país sudamericano, es "inaplicable" porque la posible alta abstención en la consulta demostraría que carece de consenso.

El ministro de Gobierno, Gustavo Rada, aseguró que la abstención en el referendo habría superado el 40 por ciento, lo que calificó de falta de consenso sobre la autonomía departamental. Según sondeos rápidos, el estatuto cruceño fue aprobado con el 86 por ciento de los sufragios, contra un 14 por ciento de rechazos.

Los dirigentes autonómicos afirmaron que el nuevo estatuto busca frenar las ambiciones centralistas del presidente, Evo Morales, que busca con la nueva Constitución aumentar el control del Estado sobre la economía y dar más poder a la mayoría indígena.

En un mensaje dirigido a la nación, el presidente Morales aseguró que la consulta de la oposición fue un fracaso, calificándola de "ilegal y separatista".

"Media luna"

Como Santa Cruz, otros tres distritos opositores convocarán a consultas de autonomía, en una muestra de la polarización en Bolivia entre los sectores más ricos y los grupos indígenas fieles a Morales que viven de la agricultura de subsistencia en las sierras del oeste del país.

Los empresarios cruceños, principales impulsores de la autonomía, también están enfrentados con el Gobierno central por una reforma agraria que podría hacerles perder decenas de miles de hectáreas a los terratenientes del departamento.

La Constitución, aprobada sin aval de la oposición y que debe pasar por varios referendos, daría más poder a la mayoría indígena, fortalecería el control del Estado sobre la economía y otorgaría marco legal a la política de nacionalización de recursos naturales.

Los prefectos (gobernadores) de los departamentos bolivianos de la oposición, conocidos como la 'media luna', y los organismos cívicos de Chuquisaca consideraron que el resultado de Santa Cruz es un espaldarazo que contribuye a facilitarles el proceso para lograr una autonomía en sus respectivas regiones.

El prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, dijo que el proceso de este domingo es un ejemplo que debe de ser imitado por el resto de Bolivia puesto que se basó en los valores de "libertad" y "democracia". Fernández condenó los actos de violencia que se produjeron durante todo el día en Santa Cruz pero acusó al Gobierno del presidente Evo Morales de ser el culpable de los disturbios.

"Me deja anonadado que el Gobierno y el MAS (partido oficialista Movimiento Al Socialismo) ni siquiera disimulan que son ellos los responsables, porque han pelado capucha y están mostrándose de frente contra este proceso, como si se atentara contra la vida de alguien o la integridad de Evo Morales", declaró.

Por su parte, el prefecto de Beni, Ernesto Suárez, estimó que la votación de ayer fue la "más consciente" en toda la historia del departamento cruceño y de todo el país. Además, anunció que en su región ya está todo listo para que el 1 de junio se celebre un referéndum de características similares. "No hay un solo policía, ni un militar y todos los comercios cerrados y eso es porque Santa Cruz sabe el gran desafío y liderazgo que asume con el país", declaró.

El prefecto de Tarija, Mario Cossío, añadió que lo que necesita Bolivia es convertirse en un país autonómico, y señaló que el referéndum por el estatuto forma parte de cuatro momentos históricos de una serie de consultas que concluirán en Tarija el próximo 22 de junio. Asimismo, apostó por que cada departamento tenga su propia dinámica pero un objetivo común. "Obviamente que Santa Cruz marca un momento importante del despegue del 'sí' a las autonomías en el país, y seguro que tendrá un impacto en el resto de las regiones", precisó.

El líder cívico de Chuquisaca, John Cava, señaló que su departamento se sumaba a la fiesta autonómica de Santa Cruz y celebró que pronto serán también los departamentos de Pando, Beni o Tarija, los cuales ya han anunciado referendos distintos. "Desde acá se allana el proceso. Somos grandes autonomistas", dijo.

En cuanto al prefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, éste declaró que en Santa Cruz ganó la democracia y se derrotó la violencia que quiso imponer el Ejecutivo. "En Santa Cruz y Cochabamba organizaron una movilización costosa e innecesaria, pero felicito a los cochabambinos porque se quedaron en sus domicilios frustrando el plan del Gobierno, y le digo al presidente que no debe temer a las autonomías y que la gente está ávida de democracia, ya se cansó de consultar todo en La Paz", aseveró.

El prefecto de Potosí, René Joaquino, felicitó también a Santa Cruz porque la consulta popular de este domingo, en su opinión, contribuye a fortalecer la democracia en el país. "Los resultados son sorprendentes, esto es lo que quería ocultar el Gobierno y por eso hizo esfuerzos para evitarlo. Según Joaquino, el domingo "no sólo triunfó la autonomía, sino el debilitamiento del Estado", reveló Joaquino a la agencia de noticias Fides.

Finalmente, añadió que ahora el desafío cruceño es "construir una sociedad más justa y democrática. "Ahora el mundo se va a convencer de que no era como decían los dirigentes de los partidos políticos de que Santa Cruz iba al referéndum para dividir al país. El 4 de mayo marca la regeneración de Bolivia, porque se redistribuye el poder político debido a un fuerte sentimiento de cambio en democracia", concluyó.

Promesas

Al comenzar esta semana, Evo Morales anunció que el Gobierno realizará inversiones de unos 30 millones de dólares (19,36 millones de euros) en ENTEL, la empresa de comunicaciones nacionalizada el jueves pasado con el fin de que todos los bolivianos puedan disponer de ese "derecho".

El anuncio se produce unas 12 horas después de la conflictiva jornada de ayer en Santa Cruz, lo que podría interpretarse como una noticia para contrarrestar las muestras de evidente crisis política y social que vive el país. El presidente acudió a visitar por primera vez a los trabajadores de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), a los que pidió que colaboren en el proceso de cambio, que se erijan en "soldados de la revolución en democracia" y que eviten chantajear al Gobierno.

El mandatario añadió que la recompra de ENTEL a Euro Telecom Internacional --del grupo italiano de telecomunicaciones Telecom Italia-- para los bolivianos debe suponer que las comunicaciones telefónicas sean un derecho al que pueda acceder toda la población. "Con la recuperación ya hemos dado un paso importante, ahora hay que cumplir con nuestro compromiso y atender a la gente que necesita en las regiones una inversión", declaró Morales.

Etiquetas