Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

BOLIVIA

Morales acepta el envite de la mayoría opositora del Senado y someterá su mandato a referéndum

En tres meses, los bolivianos serán llamados a las urnas para intentar zanjar la crisis política.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha aceptado con prontitud el envite lanzado desde el Senado, controlado por la oposición, que ha aprobado un proyecto de ley que determina la convocatoria de un referendo en el plazo de tres meses para que la ciudadanía avale o revoque la política del actual Gobierno encabezado por el antiguo líder cocalero, con el objetivo de zanjar la crisis política del país andino, marcada por la creciente divergencia entre el centralismo indigenista y el autonomismo de las zonas más ricas. Morales ha apelado a la unidad del país y el respeto a la legalidad para ponerse al frente del proceso.

Tras conocer la decisión del Senado, Morales declaró en un mensaje televisado: "Me he quedado muy satisfecho, muy conforme con esta aprobación y he esperado que el Senado me envíe para promulgarlo rápidamente e ir al referéndum revocatorio, ir al referéndum revocatorio todo por la unidad del país, todo por respeto a la legalidad, por respeto al estado de derecho y sobre todo, respeto al Congreso Nacional".

La Cámara de Senadores, dominada por la oposición, aprobó este jueves (madrugada del viernes en España) el denominado proyecto de ley de Referéndum Revocatorio de Mandato Popular del presidente de la Republica, vicepresidente y prefectos departamentales.

A las urnas en 90 días

El proyecto había sido enviado por el propio presidente Evo Morales al Congreso en diciembre pasado con la finalidad de zanjar la crisis política. Luego, la Cámara de Diputados, controlada por el partido de Morales, aprobó la norma tal como fue enviada por el Gobierno y la remitió al Senado, donde la mayoría opositora la aparcó porque no estaba de acuerdo con la fórmula establecida. Finalmente, este jueves, la oposición desempolvó el proyecto y terminó por aprobarlo sin cambios. El proyecto aprobado establece que el referéndum revocatorio se realizará a los 90 días de vigencia de la presente ley.

El referendo preguntará si la ciudadanía está de acuerdo "con la continuidad del proceso de cambio liderado por el presidente Evo Morales Ayma y el vicepresidente lvaro García Linera". Además, preguntará si "está de acuerdo con la continuidad de las políticas, las acciones y la gestión del Prefecto del Departamento". Según información e la BCC, para revocar los mandatos, el No debe obtener votaciones superiores a las logradas por las autoridades en las elecciones en las que llegaron al cargo, en este caso más del 53,7 por ciento.

Bolivia está sumida en una profunda crisis política desde noviembre del año pasado, cuando el partido de Evo Morales aprobó en la Asamblea Constituyente el proyecto de Constitución sin la presencia de la oposición. Como reacción a ese acto político, los líderes de cuatro regiones de Bolivia decidieron convocar a referendos para aprobar sus estatutos autonómicos, tal y como realizó con éxito hace unos días la provincia de Santa Cruz.

Etiquetas