Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

PATRULLAS DE LIMPIEZA

Miles de londinenses responden con escoba en mano

Miles de ciudadanos se organizan a través de las redes sociales para asistir a los vecinos afectados por los disturbios.

Ciudadanos anónimos se ofrecen para reparar los daños causados por los vándalos
Miles de londinenses contraatacan las revueltas escoba en mano
AFP

Miles de londinenses han comenzado a organizarse a través de las redes sociales para limpiar por su cuenta las calles devastadas por la ola de violencia y mejorar la imagen de una de las principales capitales europeas.

Mientras las autoridades locales advierten de que lo mejor que puede hacer la gente es quedarse en casa y asegurarse de que sus hijos también lo hacen, miles de ciudadanos se han unido a través de Twitter y Facebook para asistir a los vecinos que han visto sus casas y sus comercios destruidos.

La magnitud de lo sucedido estimula la solidaridad entre los ciudadanos, como demuestra un cartel pintado a mano que alguien ha clavado a la entrada de la estación del metro de Finsbury Park: «Sé amable con el resto de londinenses».

Una de las primeras acciones que ha tenido lugar, coordinada a través de un grupo de Facebook con más de 10.000 seguidores, ha sido una brigada de limpieza ciudadana formada por decenas de personas que, escobas en alto, se han reunido en Clapham Junction, una de las zonas más afectadas por los disturbios de anoche, para tratar de adecentar el lugar.

«Es una imagen emocionante ver a los vecinos de Clapham unidos. No dejaremos ganar a los alborotadores», afirmaba Lisa Lamb en Twitter.

Ante el éxito de la convocatoria, la red se ha llenado de peticiones para que se repitan en otros puntos de Londres y del Reino Unido.

«Hay que organizar una limpieza en Enfield lo antes posible", decía Zahin Ali, y Kit Haldenby-Wood respondía: "Estaré el jueves donde se me necesite».

«Mañana por la mañana estoy libre para limpiar en Tottenham ¿Hay ya algo organizado allí?», se ofrecía Goldmund Purcell.

Aquellos que se oponen a los actos de vandalismo en la capital británica utilizan las mismas armas para organizarse que los alborotadores, quienes se coordinan a través de Twitter y la mensajería móvil de BlackBerry Messenger (BBM), cuyos textos cifrados son más difíciles de rastrear por la policía.

En internet abundan los mensajes de indignación contra los autores de los destrozos, que no se limitan a atacar vehículos, edificios y a la policía, sino que también cargan contra ambulancias y camiones de bomberos que llegan a las zonas afectadas, según relata en Facebook Andy Gough.

«Es un día triste para ser británico. Lo que está pasando es asqueroso», se lamentaba Thierry Quebecster en uno de los muchos mensajes en los que ciudadanos del Reino Unido se confiesan avergonzados por la imagen que está dando el país al resto del mundo.

«Es el momento de levantar Londres del polvo y mostrar de lo que somos capaces como ciudad», animaba Jake Veasey.

Pese a que los incidentes parecen haber desbordado a la policía las últimas tres noches en Londres, la mayoría de los mensajes en las redes sociales no son críticos con Scotland Yard y animan a los agentes a seguir haciendo su trabajo, mientras los ciudadanos organizan sus propias acciones de ayuda.

En esa línea, muchos 'bloggers' se han lanzado a difundir las imágenes de sospechosos de causar disturbios que la policía metropolitana de Londres ha publicado en su página web.

Etiquetas