Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

AFGANISTÁN

Merkel lamenta el bombardeo y la posible muerte de civiles

La canciller alemana lamenta que el bombardeo de la OTAN, ordenado por militares alemanes, contra dos camiones cisterna en Afganistán, haya dejado muertos y heridos. También manifiesta su "más profundo pesar ante el pueblo afgano".

a canciller alemana, Ángela Merkel, habla durante una sesión del Parlamento alemán sobre la política en Afganistán, en Berlín y lamenta los atentados
Merkel lamenta el bombardeo y la posible muerte de civiles
REUTERS. Tobias Schwarz

La canciller alemana, Angela Merkel, ha lamentado públicamente la posible muerte de civiles en el reciente bombardeo de la OTAN contra dos camiones cisterna en Afganistán. El bombardeo ha sido ordenado por militares alemanes. "Toda muerte civil es una muerte de más, todo herido inocente es un herido de más", hadicho Merkel en una declaración del Gobierno ante el Bundestag. "Quiero manifestar mi más profundo pesar ante al pueblo afgano en el caso de que haya podido haber víctimas civiles como consecuencia de una actuación alemana", ha agregado la líder cristianodemócrata antes de subrayar que "Afganistán se merece un futuro mejor y más pacífico".

No obstante, la canciller ha subrayado que por ahora no se puede saber todavía con precisión si hubo víctimas civiles o los muertos fueron exclusivamente insurgentes.

Mientras Merkel ha dejado abierta la posibilidad de que no hubiera víctimas civiles al afirmar que hay que esperar a los resultados de las investigaciones, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) ha reconocido desde Kabul que el bombardeo "ha matado y herido" a civiles.

Desde el bombardeo de los dos vehículos el pasado viernes a las afueras de Kunduz, en una operación militar que se ha saldado con decenas de muertos, Berlín mantuvo a lo largo del fin de semana que, a falta de informaciones precisas, no se produjeron víctimas civiles.

En vista del aluvión de críticas al ministro de Defensa, Franz-Jose Jung, por la precaria política de información de su departamento, Merkel ha optado por hacerse cargo personalmente del caso y responder ante el Parlamento. En su intervención, la canciller ha defendido la prudencia informativa y ha dicho que no quería hablar de los resultados de la investigación antes de que se conozcan.

"Lo que no tolero es que nadie, de casa o fuera, haga juicios prematuros" sobre la actuación alemana, ha subrayado la canciller en alusión también a las críticas de varios ministros de Exteriores europeos. Igualmente, ha recordado la iniciativa de Alemania, Francia y el Reino Unido para adelantar a este año la prevista conferencia de la ONU sobre el futuro de Afganistán.

La canciller alemana ha dicho que la conferencia debe establecer un plan para los próximos cinco años que ceda gradualmente las responsabilidades de seguridad y administrativas a las autoridades afganas.

Etiquetas