Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

RUSIA

Medvédev acusa a la OTAN de provocar la guerra en Georgia

El presidente ruso rechaza las críticas de Rice y descarta que el país se encamine hacia el "aislamiento" con un nuevo Telón de Acero. En una nueva intervención repleta de retórica antioccidental, el jefe del Kremlin aseguró que las "presiones externas no cambiarán la estrategia de construir un estado libre, progresista y democrático".

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, descartó que Rusia se encamine hacia el "aislamiento" tras un nuevo "Telón de Acero", y acusó a la OTAN de provocar el conflicto en Georgia.

"Se dice que finalmente el régimen que es más propio de Rusia, el autoritarismo y la dictadura, reinarán en el país. Me gustaría decir que ese no es nuestro camino. No tiene sentido volver atrás" a la URSS, aseguró Medvédev durante una reunión en el Kremlin con representantes sociales.

Medvédev salía así al paso de las duras críticas vertidas la víspera por la secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice, en las que acusó a Moscú de mantener un comportamiento cada vez más "autoritario en casa" y cada vez "más agresivo en el exterior".

"De hecho, nos intentan empujar a una senda de desarrollo que no se basa en la cooperación con otros países, sino en el desarrollo autónomo tras gruesos muros y un 'telón de acero'", denunció el líder ruso.

En una nueva intervención repleta de retórica antioccidental, el jefe del Kremlin aseguró que las "presiones externas no cambiarán la estrategia de construir un estado libre, progresista y democrático".

"Esto no ocurrirá. Hicimos nuestra elección hace mucho tiempo y no para caer bien a otros países. Esta es la dolorosa elección de nuestro pueblo", indicó con gesto adusto.

Medvédev insistió en que, tras la guerra con Georgia, una de las prioridades será "fortalecer la seguridad nacional, modernizar las Fuerzas Armadas e incrementar la capacidad defensiva". Además, rechazó de plano las afirmaciones aleccionadoras procedentes de Estados Unidos.

"Pronto también elegirán a nuestro presidente. Nosotros no damos lecciones a nadie, pero querríamos que nos escucharán. Y seguiremos por ese camino, pese a las diferentes tonterías que escuchamos por todas partes", apuntó.

El líder ruso, que ha asegurado durante las últimas semanas en varias ocasiones que el "atlantismo" está trasnochado, tampoco ahorró críticas para la OTAN, a la que acusó directamente de "provocar" la agresión georgiana a la separatista Osetia del Sur.

"¿Qué ha resuelto la OTAN? ¿Qué ha garantizado? Solamente provocó un conflicto, más nada", señaló. Al mismo tiempo, manifestó que tras los acontecimientos en el Cáucaso, existen "mayores posibilidades" de concertar un "gran tratado europeo".

"Al día de hoy es completamente evidente, incluso para aquellos que no lo dicen en voz alta, que el actual sistema de seguridad está roto y, lamentablemente, ha demostrado su total inoperancia", dijo.

Opciones

Medvédev señaló que la humanidad tiene solo dos opciones, una de ellas "actuar sin reglas y partir de la base de que existe cierto número de Estados que tienen el mayor potencial militar". "¿Y ellos van a dictar las reglas de vida? Es un mal guión", recalcó.

La segunda opción, agregó el presidente ruso, es "intentar crear una base nueva, moderna, para la cooperación internacional". Insistió en que el pueblo georgiano no es culpable de la "agresión y genocidio" contra Osetia del Sur, sino el "régimen criminal e irresponsable que desató esa guerra".

"Estas diferencias debemos marcarlas no sólo en las relaciones interestatales, sino también en el nivel humano", explicó, y recordó que durante siglos entre los pueblos ruso y georgiano existieron relaciones de hermandad.

"Más de un millón de georgianos viven en Rusia y consideran a Rusia su patria. Y valoramos que ellos tuvieron una actitud comprensiva hacia las acciones que se vio obligada a emprender la Federación de Rusia", dijo.

En cuanto a la crisis financiera, Medvédev lamentó que los países miembros del Grupo de los Ocho (G8) países más industrializados no consideraron prioritario ponerse de acuerdo para combatir la crisis financiera en su última cumbre en Japón.

En un discurso pronunciado el jueves ante la German Marshall Foundation, Condoleezza Rice, una experta en la antigua Unión Soviética, aventuró un endurecimiento de la política de la Casa Blanca hacia el Kremlin. Rice criticó la "intimidación" que Rusia ejerce sobre los vecinos a través del "uso del petróleo y el gas como arma política", su "amenaza de apuntar a naciones pacíficas con sus armas nucleares", y su venta de armamentos a grupos y naciones que amenazan la seguridad internacional.

"Lo más preocupante es que estos actos forman una pauta de comportamiento cada vez peor en los últimos años", sentenció. También criticó los intentos de Moscú de aumentar su influencia en América Latina, al cultivar sus relaciones con regímenes populistas de izquierda como los existentes en Caracas o Managua. Y puso en duda que Rusia vaya a conseguir el ingreso en la Organización Mundial de Comercio (OMC) o en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Etiquetas