Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Marruecos adelanta elecciones a noviembre para adaptarse a la Constitución

Marruecos celebrará el próximo 25 de noviembre elecciones legislativas anticipadas para adaptar las instituciones al marco establecido por la nueva Constitución, aprobada en referéndum el pasado uno de julio.

Marruecos celebrará el próximo 25 de noviembre elecciones legislativas anticipadas para adaptar las instituciones al marco establecido por la nueva Constitución, aprobada en referéndum el pasado uno de julio.

Así lo aseguró, durante la madrugada el ministro del Interior marroquí, Taieb Cherkaui, que con su anuncio pone fin a las divergencias entre las diferentes formaciones políticas que durante semanas han discrepado sobre la fecha en que debían celebrarse los comicios.

En unas declaraciones recogidas por la agencia MAP, el ministro indicó que esta decisión se ha tomado «después de las consultas con los partidos políticos sobre el proyecto de textos electorales y la preparación de los comicios».

Cherkaui agregó que «las consultas con los partidos políticos continuarán para tratar todo lo que concierne a las elecciones».

Las últimas elecciones legislativas se celebraron en Marruecos en septiembre de 2007, y los próximos comicios estaban previstos para el mismo mes de 2012. Sin embargo, la decisión de anticiparlas se aceleró el mes pasado, cuando meses después del inicio de las protestas pro democracia en Marruecos, y en el marco de la ola de revueltas árabes, el proyecto de reforma constitucional propuesto por el rey Mohamed VI fue aprobado en referéndum por una aplastante mayoría.

Según Saúd Atlasi, dirigente de la Unión Socialista de las Fuerzas Populares (USFP), «lo importante es que los partidos han expuesto sus ideas y se ha alcanzado un consenso entre todos, sin que nadie haya impuesto la fecha«.

Atlasi destacó que «esta fecha nos dará tiempo para revisar las las listas y establecer la ley orgánica de la Cámara de Representantes».

Sin embargo Lahsen Daudi, miembro del islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD), indicó que «aunque no estamos en contra de que se celebren el 25 de noviembre, los partidos no han tenido elección. La fecha ha sido una 'no opción' que nos ha sido impuesta».

El pasado fin de semana, el Gobierno marroquí propuso a los partidos políticos que las elecciones anticipadas se celebrasen el 11 de noviembre, pero recalcó que esa fecha no era definitiva y que las formaciones políticas debían decidir si la aceptaban.

Respecto a esto, Daudi comentó que la fecha era inviable porque la campaña electoral hubiese coincidido con la Fiesta musulmana del Sacrificio ('Aid el Kebir' o 'Aid el Adha'), en la que los marroquíes pueden tomarse una semana de vacaciones.

La nueva Constitución profundiza en la separación de poderes y en el carácter parlamentario del sistema político.

Además, crea la figura del presidente del Gobierno, en vez del primer ministro, que saldrá del partido más votado en las elecciones legislativas y podrá presidir el Consejo de Ministros, aunque solo por delegación del monarca.

El Consejo de Ministros adoptó este mes un proyecto de decreto, que se enmarca en el desarrollo de la nueva Constitución del país, y con el que Marruecos permitirá la presencia de observadores internacionales en las elecciones legislativas, y especificó que podrán desempeñar esta misión organizaciones no gubernamentales.

De acuerdo con el texto, el observador, ya sea nacional o internacional, podrá seguir todas las etapas de voto, por medio del acceso a la información relativa al desarrollo de los comicios, a los puntos de votación, así como a las comisiones encargadas del recuento de sufragios.

Precisamente, el pasado mes de julio el Ministerio marroquí del Interior solicitó al de Justicia la apertura de una investigación judicial sobre una supuesta implicación de 18 gobernadores civiles en la falsificación de las elecciones legislativas y comunales que tuvieron lugar en Marruecos, respectivamente, en el 2007 y el 2009.

Por otro lado, otra de las novedades de la Constitución es el artículo 17, que permitirá a los marroquíes residentes en el extranjero votar en las elecciones y presentarse a ellas por primera vez. El Parlamento surgido de los comicios del próximo 25 de noviembre abrirá un nuevo ciclo político en Marruecos, impulsado por el rey Mohamed VI el pasado 9 de marzo, con el anuncio de reforma de la Constitución.

Etiquetas